La Constituyente aprueba la nueva Carta Magna de Ecuador

MONTECRISTI, Ecuador (AFP) – La Asamblea Constituyente aprobó el jueves con los votos de la mayoría oficialista la nueva Carta Política de Ecuador que deberá ir a referendo en septiembre, y con la cual el presidente Rafael Correa busca regular la economía y habilitarse para la reelección.

El texto de 444 artículos recibió 94 votos a favor y 36 en contra al término de ocho meses de debate por parte de la Asamblea Constituyente, que sesionó en la localidad costera de Montecristi.

“Hoy nace un nuevo país, en donde sólo los que no quieren ser parte de él pueden negar que se supere una década perdida”, en la que Ecuador afrontó su mayor crisis política con tres mandatarios que no pudieron terminar sus mandatos, afirmó triunfante el jefe de la Constituyente, Fernando Cordero.

Durante la jornada la oposición justificó su rechazo al nuevo marco por considerar que concentra todos los poderes en Correa, quien a lo largo de la semana se defendió de esos señalamientos. “Esta Constitución lo que trata es de perennizar en el poder al presidente para que de esa forma pueda controlar todos los actos de nuestras vidas”, dijo la asambleísta de derecha Anabella Azín, quien agregó que el documento fue elaborado por “asesores extranjeros y el buró político” del gobierno.

“Estamos votando una Constitución que ni siquiera conocemos, no hay nada nuevo para el país, es una Constitución mala y mediocre que plantea un sistema económico sin futuro, un sistema educativo y de salud que no cambia casi en nada”, dijo por su parte Lucio Paredes, de oposición moderada.

Pero entre el oficialismo se vivía un momento de alegría. “Hemos realizado una verdadera revolución sin derramar una sola gota de sangre. Por eso tenemos que decirle Sí a esta Constitución, defensora de los derechos de todos”, apuntó la oficialista Aminta Buenaño durante la sesión de cierre.

Jorge Escala, del aliado Movimiento Popular Democrático (MPD), declaró, por su parte, que la Carta Política fue construida para acabar con neoliberalismo y su “política de hambre y dependencia”. Y la indígena Mónica Chuji, de Alianza País (en el gobierno), estimó que la que podría convertirse en la vigésima Constitución ecuatoriana “es la alternativa para salir del neoliberalismo”.

La Carta Magna, que ahora debe ser sometida a consulta el 28 de septiembre, refuerza el control estatal de la economía y le permite a Correa postularse por una sola vez a la reelección y disolver el Congreso que resulte elegido en los próximos comicios.

De triunfar el referendo constitucional, se aplicará un denominado régimen de transición, que establece elecciones anticipadas para enero y que “el presidente y vicepresidente de la República concluirán su período de gobierno el día 24 de mayo de 2013”.

Correa, quien impulsa el denominado “socialismo del siglo XXI” y la nueva Constitución para regular la economía mediante un sistema social y solidario, podrá ser cesado a través de la revocatoria del mandato en una consulta popular.

“Llegamos acá pensando que (…) íbamos a cambiar la manera de hacer política, pero desde el primer día se tomaron por asalto los mecanismos de control”, manifestó a su vez Gilmar Gutiérrez, otro de los representantes de la oposición.

Antes de su última votación, la Constituyente recompuso parcialmente la corte electoral a través de una resolución que fue interpretada por adversarios del gobierno como una jugada del gobierno para tomar el control del tribunal antes del referendo.

You must be logged in to post a comment Login