Aún sin electricidad miles de personas en sur de Texas por “Dolly”

Dallas.- Los condados de Cameron e Hidalgo, en el sureste de Texas, seguían valorando los daños causados por el paso del huracán “Dolly”, conforme miles de residente estaban aún sin electricidad.

La compañía American Electric Power (AEP), que provee de electricidad a la zona, informó que a las 11:00 horas locales todavía unas 132 mil viviendas y oficinas carecían de servicio en el área.

La empresa prometió restaurar al menos 95 por ciento del servicio para la noche del domingo a las comunidades de Edinburg, McAllen, Mission y Rio Grande City.

Para otras áreas, como Brownsville, San Benito e Isla del Padre, la restauración del servicio podría prolongarse aun más.

Asimismo las autoridades han tomado el control del desalojo de aguas en varias áreas, donde inundaron caminos y casas.

“Las aguas están descendiendo”, aseguró la vocera del condado de Hidalgo, Cari Lambrecht. “Mas carreteras están libres ya, más gente está regresando a sus hogares y más negocios están abriendo”, dijo.

Equipos de valoración de daños de la Administración Federal de Emergencias (FEMA) comenzarán a inspeccionar la zona esta tarde para determinar el monto de daños dejados por “Dolly”.

Estimaciones de las diversas compañías aseguradoras indican que los daños podrían ascender a unos 750 millones de dólares.

El presidente estadunidense George W. Bush declaró la víspera al sureste de Texas como área de desastre, liberando con ello fondos federales para ayudar a la recuperación de la zona.

El comisionado de salud de Texas, David A. Lakey, tenía programado también visitar los condados de Hidalgo y Cameron este viernes ante la preocupación de que bacterias en las aguas empantanadas dejadas por el fenómeno climático provoquen problemas de salud.

El agua empantanada que quedó tras las inundaciones podría incrementar los mosquitos y enfermedades.

Lambrecht dijo que se confía en que los albergues habilitados como refugio queden desocupados para este fin de semana. Menos de 300 personas permanecían este viernes en los tres albergues del condado de Hidalgo, precisó la vocera.

Soldados de la Guardia Nacional y funcionarios de la Oficina de Administración de Emergencias también seguirán distribuyendo agua potable y alimentos en el centro de convenciones de Pharr, para ayudar a damnificados.

El jueves, se distribuyeron ahí más de mil 600 comidas y el cargamento de gua embotellada de todo un tráiler.

“Dolly” tocó tierra con fuerza de categoría 2 al mediodía del miércoles a unos 50 kilómetros al norte de Brownsville, azotando la costa con vientos de hasta 160 kilómetros por hora.

Tras su ingreso a tierra, el evento se degradó rápidamente hasta convertirse de nuevo en tormenta tropical, y luego en depresión tras arrojar más de 30 centímetros de lluvia sobre las comunidades del valle sur de Texas.

Las fuertes ráfagas de viento dañaron múltiples techos y destruyeron los vidrios de cientos de ventanas en los edificios de hoteles y condominios de la Isla del Padre, Brownsville, Harlingen, San Benito, McAllen y otras comunidades.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login