Demandan africanos responsabilidad a líderes económicos en Doha

Por Márcia Bizzotto.

Ginebra.- Los ministros de diez países africanos que participan de las reuniones de la Ronda de Doha esta semana aquí pidieron a las potencias económicas que “asuman la responsabilidad de su liderazgo” en las negociaciones que conducen.

El llamado fue a la Unión Europea, Estados Unidos, Brasil, India, China, Australia y Japón, grupo al que fueron limitados los debates sobre los principales puntos de vista en las negociaciones comerciales en la Ronda de Doha que se celebran esta semana aquí.

El grupo restringido, que en conjunto es responsable del 80 por ciento de los intercambios globales y ha sido denominado G-7, fue designado el pasado miércoles por el director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy.

“Estamos aquí desde el domingo, somos pacientes y entendemos el sistema establecido por Lamy. Pero queremos que el G-7 entienda que las cuestiones que tiene en la mesa” son los intereses y problemas de todos, dijo el ministro de Comercio de Kenia, Uhuru Kenyatta.

Africa es responsable por lo menos de un 3.0 por ciento del comercio mundial y los ministros del continente reclaman que los altos subsidios agrícolas dados por los países ricos destruyen la producción de sus países y les tornan dependientes de ayudas externas.

“Miles y miles de personas en los países africanos dependen de la producción de algodón. Sin embargo, los subsidios estadounidenses están acabando con nuestros productores”, afirmó Kenyatta.

El ministro de Comercio de Burkina Faso, Mamadou Sanon, lamentó que la cuestión de los subsidios estadounidenses al algodón “aún no hayan entrado al debate”.

“Los ministros de los países ricos pueden negociar por el tiempo que quieran, pero nosotros no podemos esperar eternamente. Las producciones de algodón en mi país van a desaparecer y eso implicará en el incremento de la miseria”, criticó.

Los africanos también piden que no se ponga fin en los sistemas de preferencias concedidos a ellos por los países ricos, que permiten que determinados productos agrícolas producidos en Africa entren en la UE y a Estados Unidos libres de aranceles.

“El fin de esas preferencias expondría a los pequeños productores africanos a una fuerte competencia y causaría instabilidad en la región”, señaló Kenyatta.

Agregó que “sólo si esos puntos son llevados en consideración la Ronda tendrá beneficios para los países africanos y permitirá a Africa confiar en el comercio justo, más que depender de ayuda externa.”

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login