Gira de ministro español por Latinoamérica con tema migratorio

Madrid.- El ministro español de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho Chaves, anunció que en septiembre próximo visitará varios países de América Latina para hablar del tema migratorio, por la polémica de la llamada Directiva de Retorno.

En rueda de prensa con corresponsales extranjeros, señaló que la gira incluirá a países como Chile, Argentina y Uruguay, aunque no necesariamente irá a explicar la Directiva de Retorno, pues ese es un tema europeo y no sólo español.

Sin embargo, aclaró que “las inmigraciones tienen que ser regulares y tienen que ser legales. Lo irregular no puede ser lo normal”.

“Si no ponemos todos los medios para ello, quien sufre las consecuencias es el inmigrante, que siempre está a expensas del que tiene el poder, de quien le da trabajo”, consideró luego de agregar que incluso para ello hay mafias consolidadas.

El ministro español de Trabajo e Inmigración se pronunció por sacar el tema de la política de inmigración del debate político.

“Yo creo que a partir de la inmigración, nuestra sociedad de futuro será diversa, compartida y tenemos que empezar a fijarnos mucho más en programas de cohesión social, de integración y de convivencia”, puntualizó.

Agregó que sería deseable que sobre los temas de inmigración hubiera el mayor consenso posible, aunque señaló que en estos momentos, ningún partido niega la posibilidad de diálogo sobre ese tema.

Corbacho Chavez también descartó la posibilidad de que el gobierno español haga una regularización masiva. “La posición del gobierno es remisión a la ley y en ningún caso una regularización masiva”, añadió.

Indicó que en la actualidad España vive una estabilización de los flujos migratorios, y que el único crecimiento ha venido de Rumania, registrándose asimismo un descenso por parte de Ecuador.

“La tendencia es de estabilización”, resaltó y aseguró que a pesar de la crisis económica que vive España y de la crisis financiera mundial, el gobierno español mantiene su política de apoyo al desarrollo y a programas sociales.

Senado italiano aprueba medidas contra migración ilegal

Roma.- El Senado italiano aprobó esta semana el llamado “paquete de seguridad” a través del cual el gobierno prevé el endurecimiento de las medidas contra la migración ilegal y el uso de militares en las ciudades para vigilar el orden público.

Con 161 votos a favor, 120 en contra y ocho abstenciones, la Cámara Alta dio su visto bueno para convertir en ley el decreto de seguridad.

Entre otras medidas, el paquete incluye el agravante de clandestinidad, por el que los ilegales detenidos por haber cometido otros delitos verán aumentar en un tercio de tiempo sobre la condena inicial sus penas carcelarias.

Asimismo prevé la repatriación de los ilegales que se hagan acreedores de condenas de dos años de cárcel y no de 10, como hasta ahora, y la confiscación de los apartamentos rentados a clandestinos.

Contempla además el despliegue de tres mil soldados en las grandes ciudades para realizar labores de seguridad pública y facilita la confiscación de bienes considerados de origen mafioso.

La ley incluye también aplazar por 18 meses los juicios por delitos cometidos hasta mayo de 2006 y que no generen “alarma social” (como homicidio o terrorismo).

Esta última fue criticada por la oposición, ya que podría suspender el llamado proceso Mills, en el que el primer ministro Silvio Berlusconi es acusado de haber pagado 600 mil dólares al abogado británico David Mills, por no testificar en su contra en dos juicios.

De cualquier forma, el proceso Mills quedará congelado, pues la víspera el Senado aprobó otra ley por la que se da inmunidad al jefe de gobierno y a los otros tres principales cargos del Estado (los presidentes de la República, Senado y Cámara de diputados).

Correa lamenta falta de voluntad política regional sobre inmigrantes

Quito.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, lamentó “la falta de voluntad política” en la región para actuar en forma conjunta frente a la directiva de la Unión Europea (UE) sobre inmigrantes.

“No existe esa voluntad política de actuar en conjunto, en la región andina y latinoamericana en general frente a la directiva del retorno de la Unión Europea”, dijo el mandatario en una entrevista de radio Tropicana de Guayaquil.

En junio pasado, el Parlamento Europeo expidió una directiva que amplia hasta 18 meses el tiempo que puede permanecer en la cárcel un inmigrante que haya sido encontrado sin sus papeles en regla, mientras se tramita su deportación.

Correa recordó que como presidente pro témpore de la Comunidad Andina (CAN), hace tres semanas envió a sus colegas de ese bloque “una carta muy fuerte para consensuarla entre todos los presidentes para contestarle a la UE y todavía no tengo respuesta”.

El mandatario sostuvo que su país, en forma aislada es muy poco lo que puede hacer en el caso y señaló que la alternativa es una posición regional, de la CAN o de toda América Latina.

“Aquí hay que ser muy claros, engañarnos no nos sirve de nada; es muy poca la influencia que puede tener Ecuador y menos trabajando aisladamente con respecto a la UE”, afirmó.

Explicó que “con ciertos países de la UE tenemos mayor ascendencia. Con España hemos conversado y nos ha garantizado que esa directiva, prácticamente no cambiará nada el estatus de nuestros hermanos ecuatorianos en España”.

Agregó que “en otros países como Italia y Francia, que son mucho más duros, es muy poco lo que podemos hacer, al menos con un gobierno como el italiano de Silvio Berlusconi”.

“Aisladamente es muy poco lo que puede hacer Ecuador. Estamos haciendo inmensos esfuerzos por una acción en conjunto, pero lo vemos difícil. Hay gobiernos que no tienen voluntad de reclamar por sus migrantes”, remarcó el mandatario.

Estimaciones oficiales de Ecuador señalan que cerca de medio millón de ecuatorianos viven en España, y algo menos de cien mil en Italia, producto de una inmigración que se intensificó en los últimos años.

Ministro español niega cambios en política migratoria hacia México

Madrid.- El ministro español del Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho Chaves, afirmó esta semana que las relaciones de su país con México son excelentes y la política migratoria se mantiene sin variaciones.

En rueda de prensa con corresponsales extranjeros, el ministro rechazó que haya habido algún cambio en esa normativa con México para el acceso a los turistas, dado que a este país no se le pide visado.

En los últimos meses se han reportado los casos de mexicanos a quienes se les ha negado la entrada a España por no presentar carta de invitación de familiares, pese a que México no está en la lista de países que requieren visado para ingresar a territorio español.

“Si se puede hablar de un caso concreto o cien, sobre ese tema, el Ministerio de Asuntos Exteriores tiene que explorar para ver si ha habido un fallo de la diplomacia o de la normativa”, enfatizó el funcionario.

En la rueda de prensa, realizada en el Ministerio de Trabajo e Inmigración, Corbacho Chaves señaló que recientemente se dio una reunión con representantes del gobierno de México, en el marco de la visita del presidente Felipe Calderón.

Ese convenio establece que España va a promover contrataciones de origen, con la colaboración del gobierno y de la secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) de México, para que mexicanos puedan trabajar en el país ibérico sin problemas.

“En ese sentido, las relaciones con México son buenas”, enfatizó.

Reconoció que las legislaciones “nunca son perfectas”, pero “si una persona viene de turismo a España no debe de tener ningún problema, viene de turismo y cuando se acabe la estancia vuelve a su país. Si viene de turismo, viene de turismo”.

Corbacho Chaves negó que España esté pensando en aumentar la lista de países a los que se les pide visado.

“Los visados son un buen instrumento porque evidentemente, si hablamos de regularidad, legalidad, son un instrumento que nos permite encauzarnos en esa dirección”, explicó.

No obstante, puntualizó que en su momento, España ya amplió la lista de países a los que se les exige el visado “y es un tema que no está en la agenda”, además de que “tiene que formar parte de acuerdos bilaterales, no unilaterales”.

El ministro de Trabajo e Inmigración manifestó el profundo convencimiento del gobierno español de que su gobierno debe tener relaciones privilegiadas en la amistad en la cooperación con Latinoamérica.

“España seguramente tendrá que redoblar los esfuerzos para, en los hechos, determinar que se mantiene en esa posición”, reconoció.

“Hoy España tiene una situación de una complejidad diferente de la que tenía antaño, pero España no ha dado un giro a su política, ni lo ha hecho, ni lo debe de hacer”, subrayó.

Recalcó que han cambiado las circunstancias en España pero no significa que haya cambiado su legislación y “América Latina debe de hacer un esfuerzo para comprender a España”.

Agregó que España está en un territorio, tiene políticas en común, objetivos comunes, espacio a compartir, forma parte de la Unión Europea y no puede quedarse aislada totalmente de una política global.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login