Recolectan en Chicago material médico no usado para países pobres

Chicago.- El personal y estudiantes del Centro Médico de la Universidad Rush han recolectado y donado en lo que va del año más de 5.5 toneladas de material médico no usado en Chicago, Illinois, para entregarlo a hospitales de países en desarrollo.

El jefe médico de la institución, David Ansell, señaló que mediante este programa los voluntarios han recolectado más de 5.5 toneladas de material médico no usado como paquetes quirúrgicos, guantes de cirugía, gasas, vendas, suturas y cateteres.

De acuerdo con la Universidad Rush, en Estados Unidos se desechan cada año dos mil toneladas de materiales médicos no utilizados, con un valor de 200 millones de dólares, que son escasos y apreciados en otras partes del mundo.

“Estos materiales representan mucho más que una carga innecesaria para los basureros o una pérdida financiera contraída por los hospitales”, expresó Ansell.

“Cuando se ve el contraste con la severa escasez de abastecimiento médico y quirúrgico en los hospitales de países en desarrollo, este exceso ilustra la necesidad de un sistema a escala nacional de recuperación de material reusable”, dijo.

Los hospitales estadunidenses mantienen un exceso de abastecimiento como medida preventiva, y con este programa se puede donar lo que no se utiliza antes de la fecha de caducidad.

Además de que cualquier equipo viejo del hospital que se haya sustituido por uno nuevo se puede restaurar y donar, agregó.

“Estos materiales que serían incinerados normalmente se están poniendo en buen uso, y estamos recogiendo las cosas de tal manera que no haya riesgo de infección”, explicó Ansell.

Los estudiantes de medicina de Rush recogen, empacan y envían todos los suministros médicos a una organización en Atlanta llamada MedShare, que a su vez distribuye el material y equipo a las clínicas y los hospitales en naciones pobres.

“En la Clínica Rush se recoge cerca de una tonelada de suministros médicos en promedio cada mes, que también se proporcionan a doctores y residentes que viajan en misiones médicas”, dijo Rebecca Free, estudiante fundadora del programa.

“Nuestra misión es promover la recuperación y donación del suministro médico no usado en Chicago. Esto no sólo es bueno para el ambiente y reduce los costos del hospital, también ayuda a otros en necesidad”, dijo Free.

El 90 por ciento de los estudiantes de medicina participan en este programa en forma voluntaria y no reciben ningún crédito académico por ello.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login