Restricciones a jalapeño en EU coincide con mayor consumo de picante

Dallas.- El llamado de las autoridades de Estados Unidos a evitar el consumo de chiles jalapeños producidos en México ante la posibilidad de que estén infectados con salmonela, ocurre en momentos en que se ha extendido en el país el gusto por el picante.

A lo largo de la última década los jalapeños, habaneros y otros chiles han asegurado ya su lugar en el menú de millones de estadunidenses.

El gusto por el picante en este país “se ha convertido en una tendencia culinaria”, aseguró Dave DeWitt, un especialista en chile que administra el sitio en internet dedicado a este alimento Fiery-Foods.com.

Desde 1998, las exportaciones mexicanas de chile a Estados Unidos, especialmente jalapeño, han crecido en forma constante, de acuerdo con el Consejo Nacional de Productores de Chile de México.

Estados Unidos importa más del 85 por ciento de cerca de medio millón de toneladas del picante que México comercializa en el exterior.

El chile en sus diferentes manifestaciones desplazó desde hace varios años ya al consumo de la “catsup” o salsa elaborada a base de tomate, como el principal condimento en los alimentos preparados.

“Hace unos 20 años era casi imposible obtener salsa picante en algún restaurante de cadena, ahora este condimento es indispensable y forma parte de los paquetes alimenticios de este tipo de establecimientos”, dijo Paul Bosland, director del Instituto del Chile de la Universidad Estatal de Nuevo México en Las Cruces.

El instituto constituye la única organización internacional dedicada a investigar todos los aspectos del chile o “capsicum”, para difundir los conocimientos del picante.

La institución ha desarrollado distintas variedades de chile, algunas menos picantes y más adaptadas al gusto de los consumidores estadunidenses, como el jalapeño primavera, creado ahí hace una década.

En Estados Unidos se comercializan actualmente más de 500 tipos de salsas picantes, algunas producidas por grandes compañías de alimentos y otras por fabricantes independientes

El gusto por consumir chile se difunde por todo el territorio estadunidense en eventos y ferias dedicadas exclusivamente a ponderar este condimento.

Las ferias se realizan alrededor de todo el año, pero son más frecuentes durante agosto y septiembre, la época de la cosecha del chile.

En estos eventos, como el celebrado en Hatch, Nuevo México, la semana pasada, es común que se efectúen concursos para ver quién es capaz de comer más jalapeños o probar la más picante de las salsas.

El chile incluso es utilizado como un elemento decorativo. En el suroeste de Estados Unidos es común observar ristras de chile, compuestas por chiles rojos y secos, colgadas como decoración en los hogares.

El aumento en el gusto por el chile en este país se da a la vez que los valores medicinales y alimenticios de este producto están siendo redescubiertos.

Bosland aseguró que el chile se convertirá en la penicilina de este siglo debido a que la capsaina -el componente natural que hace picante al chile- es una buena medicina contra las infecciones.

Además de que algunas variedades como el “chile verde”, que se cultiva en Nuevo México, contienen seis veces más vitamina C que la naranja.

En algunas culturas prehispánicas como la azteca, la maya y la inca, el chile tenía una gran importancia medicinal y lo utilizaban para tratar gargantas inflamadas.

La Asociación Médica Americana (AMA) ha comenzado también a recomendar al chile como un calmante para dolores de cabezas y la artritis y se cree que es capaz de reducir además los riesgos de contraer cáncer.

Estudios recientes, han demostrado que el chile libera endorfinas, el mismo tipo de substancia de la morfina que el cuerpo humano produce para controlar el placer y el dolor.

“Prematura” advertencia de EU sobre jalapeños: embajada mexicana

La embajada mexicana en Estados Unidos calificó hoy como “prematuro” el llamado de las autoridades estadunidenses a evitar el consumo de chiles jalape

You must be logged in to post a comment Login