Restricciones a jalapeño en EU coincide con mayor consumo de picante

Dallas.- El llamado de las autoridades de Estados Unidos a evitar el consumo de chiles jalapeños producidos en México ante la posibilidad de que estén infectados con salmonela, ocurre en momentos en que se ha extendido en el país el gusto por el picante.

A lo largo de la última década los jalapeños, habaneros y otros chiles han asegurado ya su lugar en el menú de millones de estadunidenses.

El gusto por el picante en este país “se ha convertido en una tendencia culinaria”, aseguró Dave DeWitt, un especialista en chile que administra el sitio en internet dedicado a este alimento Fiery-Foods.com.

Desde 1998, las exportaciones mexicanas de chile a Estados Unidos, especialmente jalapeño, han crecido en forma constante, de acuerdo con el Consejo Nacional de Productores de Chile de México.

Estados Unidos importa más del 85 por ciento de cerca de medio millón de toneladas del picante que México comercializa en el exterior.

El chile en sus diferentes manifestaciones desplazó desde hace varios años ya al consumo de la “catsup” o salsa elaborada a base de tomate, como el principal condimento en los alimentos preparados.

“Hace unos 20 años era casi imposible obtener salsa picante en algún restaurante de cadena, ahora este condimento es indispensable y forma parte de los paquetes alimenticios de este tipo de establecimientos”, dijo Paul Bosland, director del Instituto del Chile de la Universidad Estatal de Nuevo México en Las Cruces.

El instituto constituye la única organización internacional dedicada a investigar todos los aspectos del chile o “capsicum”, para difundir los conocimientos del picante.

La institución ha desarrollado distintas variedades de chile, algunas menos picantes y más adaptadas al gusto de los consumidores estadunidenses, como el jalapeño primavera, creado ahí hace una década.

En Estados Unidos se comercializan actualmente más de 500 tipos de salsas picantes, algunas producidas por grandes compañías de alimentos y otras por fabricantes independientes

El gusto por consumir chile se difunde por todo el territorio estadunidense en eventos y ferias dedicadas exclusivamente a ponderar este condimento.

Las ferias se realizan alrededor de todo el año, pero son más frecuentes durante agosto y septiembre, la época de la cosecha del chile.

En estos eventos, como el celebrado en Hatch, Nuevo México, la semana pasada, es común que se efectúen concursos para ver quién es capaz de comer más jalapeños o probar la más picante de las salsas.

El chile incluso es utilizado como un elemento decorativo. En el suroeste de Estados Unidos es común observar ristras de chile, compuestas por chiles rojos y secos, colgadas como decoración en los hogares.

El aumento en el gusto por el chile en este país se da a la vez que los valores medicinales y alimenticios de este producto están siendo redescubiertos.

Bosland aseguró que el chile se convertirá en la penicilina de este siglo debido a que la capsaina -el componente natural que hace picante al chile- es una buena medicina contra las infecciones.

Además de que algunas variedades como el “chile verde”, que se cultiva en Nuevo México, contienen seis veces más vitamina C que la naranja.

En algunas culturas prehispánicas como la azteca, la maya y la inca, el chile tenía una gran importancia medicinal y lo utilizaban para tratar gargantas inflamadas.

La Asociación Médica Americana (AMA) ha comenzado también a recomendar al chile como un calmante para dolores de cabezas y la artritis y se cree que es capaz de reducir además los riesgos de contraer cáncer.

Estudios recientes, han demostrado que el chile libera endorfinas, el mismo tipo de substancia de la morfina que el cuerpo humano produce para controlar el placer y el dolor.

“Prematura” advertencia de EU sobre jalapeños: embajada mexicana

La embajada mexicana en Estados Unidos calificó hoy como “prematuro” el llamado de las autoridades estadunidenses a evitar el consumo de chiles jalapeños y serranos cultivados en México, vinculados con el brote de salmonelosis.

El anuncio de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) es “prematuro”, ya que la investigación está inconclusa “y no se cuenta con evidencia científica para sustentarlo”, indicó el portavoz de la legación mexicana, Ricardo Alday.

“Urgimos a la FDA a abstenerse de hacer cualquier otro comentario público que involucre productos mexicanos en este brote, hasta que haya completado su investigación”, aseveró.

Indicó que “el hecho de que la FDA no haya encontrado salmonela Saint Paul en las instalaciones del centro de distribución de (chiles en) McAllen (.) no significa que esa bacteria no estuviera presente antes en la misma instalación, y tampoco que la contaminación necesariamente se dio en México”.

Las declaraciones de Alday se dieron luego que la FDA informó este viernes que sólo los chiles jalapeños o serranos cultivados y empaquetados en México están asociados al reciente brote de salmonelosis en Estados Unidos.

La decisión, que excluye cualquier conexión entre la salmonela con los chiles cultivados en Estados Unidos, ocurre después que la agencia detectó la semana pasada la bacteria en un jalapeño importado de México, en una planta de distribución en McAllen, Texas.

“La FDA continúa aconsejando a los consumidores a evitar el consumo de jalapeños crudos y la comida que los incluya si han sido cultivados, cosechados o empaquetados en México”, dijo a Notimex el portavoz de la dependencia, Mike Herndon.

Herndon señaló que la decisión le fue notificada al gobierno mexicano y que han trabajado de cerca con funcionarios mexicanos.

El portavoz de la embajada mexicana señaló que los productores de tomate de México y Estados Unidos han padecido desde hace semanas el impacto de información pública prematura.

“Esperamos que las autoridades sanitarias de Estados Unidos puedan presentar cuanto antes, evidencia científica que respalde cualquiera de sus pronunciamientos públicos, conforme a la letra y espíritu de los tratados internacionales en la materia”, apuntó.

La ubicación de la bacteria de salmonela en un chile jalapeño se dio luego de casi dos meses de búsqueda por la FDA de una fuente de contaminación, luego que en un principio señaló a los tomates como los responsables de la epidemia que ha afectado a mil 220 personas.

Suspende principal cadena de supermercados de EU venta de jalapeños

Dallas.- Kroger, la mayor cadena de supermercados en Estados Unidos, informó que retiró los chiles jalapeños de los anaqueles de sus más de dos mil 400 tiendas, como medida de precaución ante una posible contaminación por salmonela.

Kroger suspendió el jueves la venta de jalapeños, luego de que la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA) de Estados Unidos reportó el lunes pasado que encontró en un chile jalapeño una cepa de salmonela.

La FDA consideró que el hallazgo de la bacteria en las instalaciones de Agrícola Zaragoza, en McAllen, Texas, era una “muy importante” pista para dar con el origen de esta epidemia que desde mediados de abril ha infectado a mil 251 personas en 43 entidades del país.

Desde las oficinas generales de Kroger, en Cincinnati, Ohio, la vocera de la empresa, Meghan Glynn, dijo que la cadena decidió suspender la venta del producto al día siguiente del anuncio de la FDA, pese a que ninguno de sus jalapeños procede de Agrícola Zaragoza.

“Es una medida de precaución”, explicó Glynn, quien aseguró que la compañía no ha recibido ninguna queja de parte de sus clientes relacionada con alguna enfermedad provocada por los jalapeños.

El lunes pasado, H.E.B., la cadena de supermercados más grande de Texas, anunció también el retiro voluntario de sus anaqueles de todo el chile jalapeño fresco y de los alimentos que lo incluyen como salsas tipo “pico de gallo”.

H.E.B., que opera más de 300 tiendas en Texas y México, informó que el retiro de este producto es una medida de precaución, ya que hasta ahora ninguno de sus clientes ha reportado haber contraído la enfermedad.

Fallas en seguridad alimentaria llevó a crisis de salmonelosis: NYT

Nueva York.- El diario The New York Times señaló que el haber encontrado la causa de la epidemia de salmonelosis en Estados Unidos está lejos de eliminar el problema y demandó a las autoridades reforzar y mejorar el sistema de seguridad alimentaria.

El gobierno anunció hace tres días que la fuente de este brote, que dejó a mil 200 personas enfermas en todo el país, fue un tipo de chile jalapeño cultivado en México y empaquetado y distribuido por una compañía de Texas.

Las medidas adoptadas –retirar toda esta mercancía del mercado y recomendar cocinar bien los jalapeños antes de comerlos- “no significa que todo esto haya acabado”, indicó el rotativo el jueves en un editorial.

Así, dijo que en el corto plazo la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) y el Centro de Control y Prevención de Enfermedades deberán determinar exactamente dónde y cómo se contaminaron dichos chiles jalapeños.

“La única solución real puede venir del Congreso, que tiene que moverse con rapidez para fortalecer el sistema de seguridad alimentaria del país”, subrayó el Times.

“La gente está pidiendo acciones, y la industria alimentaria debería apoyar, y no retrasar, las reformas necesarias”, añadió.

El diario se refería a lo que pasó hace cuatro años, cuando el gobierno de George W. Bush y líderes empresariales descafeinaron el marco regulatorio sobre este asunto de la seguridad alimentaria al considerar los sistemas de control y chequeo demasiado caros de implementar.

Si esto hubiera estado en práctica, no se habría producido la crisis en el sector del tomate que se ha producido ahora, cuando en un principio se creyó que estos eran la fuente de la salmonelosis.

“El Congreso puede aliviar a los consumidores y productores con una ley integral de seguridad de los alimentos que requiera un sistema para monitorear el origen y movimientos de los productos y una mayor autoridad de la FDA para investigar y actuar ante productos contaminados”, señaló.

En este sentido, el diario consideró que la propuesta presentada por la demócrata Diana DeGette “es un buen comienzo”.

“Al menos mil 200 personas en Estados Unidos y los cultivadores de tomates pueden testificar que el actual sistema debe ser mejorado”, concluyó el editorial.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login