Abordarán con coreografía relación entre madre e hijo

* Celebrará Contradanza 25 años con “Proyecto M-H Confesiones dedespedida”

México, 28 Jul (Notimex).- El “Proyecto M-H Confesiones de
despedida”, el cual será estrenado por la Compañía Contradanza este
viernes en el Foro de las Artes, del Cenart, reunirá el trabajo de
siete artistas escénicos que abordarán la vida de una madre y un
hijo.

Desde sus respectivas áreas de trabajo, los artistas trabajaron
sobre esta pieza con la cual Contradanza celebrará sus 25 años de
trayectoria artística.

En conferencia de prensa, la coreógrafa y bailarina Cecilia
Appleton, así como su hijo, el también bailarín Yseye Márquez,
afirmaron que se trata de una obra en la que madre e hijo, artistas e
individuos, se arriesgan a revelar en escena sus propias confesiones,
del primer cuarto de siglo.

Construida a partir de una mirada reflexiva y osada, que revela
silencios y transgresiones, el espectáculo está apoyado en el
lenguaje multimedia, el cual se constituye a partir del uso de un
circuito cerrado, que revela diálogos entre el movimiento y la
imagen, el ojo de la cámara que mira y la piel de los intérpretes.

“Vamos hablar de la relación íntima que hay entre Cecilia y yo,
a partir de este nuevo proyecto. La pieza es un juego. La M” que
puede significar mamá y la H” hijo. Se puede decir que es una
relación entre ambos y de todas aquellas que puedan haber en dos
terrenos: el social y el natural”, dijo el joven bailarín.

“No sé si lo que vamos a hacer nosotros sirva para que otros
artistas puedan entrelazar y reflexionar sobre las dificultades del
ser humano y las puedan compartir”, expresó.

Asimismo explicó que Proyecto M-H es precisamente un proyecto de
madre e hijo, “y lo hacemos por coincidencia, es decir, se cumplen
los 25 años de Yseye, así como 25 de Contradanza”, estimó por su
parte la bailarina.

En el proyecto participan Arturo Marruenda, quien se encargará
de la música y multimedia; Francisco Muñoz, en la iluminación;
Graciela Navarro, en la supervisión de los ensayos; así como el actor
y director Edén Coronado, en la parte de la dramaturgia, lo mismo que
Benjamín Urtíz, en la escenografía.

Sigue
Abordarán. dos. escenografía.

“Para mi la pieza es la mirada, el gesto de lo pequeño y de lo
casi minimalista; para él (Yseye), en cambio, es la necesidad de
hacer acrobacia, de buscar disciplinas de vanguardia que se están
utilizando en el escenario”, agregó Cecilia Appleton.

A decir de los protagonistas, a lo largo de estos 25 años, el
reto ha sido siempre la honestidad, la disciplina y el ofrecer gran
calidad coreográfica.

De acuerdo con Appleton, dicho proyecto fue ideado hace un año
cuando fueron invitados a Canadá por un grupo de amigos que les
brindó albergue en un estudio.

“Ahí comenzamos el proyecto, en dos habitaciones. Y nos dimos
cuenta que ellas ubicaban individualidad, es decir, la madre e hijo
que viven juntos, pero cada uno se está forjando dos mundos
distintos”, añadió.

Los cuartos que ellos habitan están separados únicamente por un
muro de la misma casa, pero comenzaron a ser territorios privados de
su intimidad. En ellos, cada uno empezó a reflexionar sobre sí mismo.

Sólo su inquebrantable estancia en esa casa llegaba a
violentarse cuando los dos abordaban al otro en los espacios comúnes.

Ellos discutían porque su integridad se veía violentada, porque
las ideas del otro se habían tornado distintas, porque el hijo
buscaba ser protegido por la madre, porque la madre no dejaba de
quejarse y porque ambos esperaban que el tiempo mejorara entre ellos.

“Proyecto M-H Confesiones de despedida” permanecerá hasta el 7
de septiembre en el citado recinto del Centro Nacional de las Artes
(Cenart).

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login