Adelantan peregrinación en honor de la Virgen de Los Angeles

San José.- Miles de católicos costarricenses aprovechan el fin de semana largo generado por un feriado nacional para adelantar una semana la tradicional peregrinación a la Basílica de los Angeles, testimoniaron el domingo miembros de esa grey.

Estos “romeros” –participantes en la Romería, denominación de la peregrinación anual al templo en la central ciudad de Cartago, a unos 23 kilómetros al sureste de aquí- caminan desde diversos sitios de este país, constató Notimex en un tramo capitalino de la ruta.

Los peregrinos, quienes se desplazan principalmente en grupos familiares o de amigos, y también individualmente, llegan a cubrir distancias superiores a 200 kilómetros, las que recorren en varios días.

Varios caminantes dijeron que optaron por cumplir la Romería una semana antes de la fecha formal de la caminata -los días previos al 2 de agosto, Día de la Virgen de los Angeles-, para evitar la aglomeración habitual que en esa fecha se genera en la basílica.

Más de un millón de personas participó en 2007 en la Romería, pero se estima que la cifra global este año superaría los dos millones.

Voceros eclesiásticos y policiales dijeron esta tarde que en este adelanto de la Romería probablemente estén participando unas 600 mil personas.

Las razones para participar en la Romería, todas fruto de devoción por la virgen –patrona de Costa Rica, popularmente conocida como “La Negrita”-, van desde cumplir una tradición familiar hasta agradecer favores concedidos o hacer promesas.

Además de caminar largas distancias, numerosos fieles cubren, avanzando de rodillas, la distancia entre el acceso a la basílica hasta el altar principal del templo.

“Vengo a agradecerle un favor a la virgencita”, “le quiero hacer una promesa que le voy a cumplir el año que viene”, “mi familia es devota de Nuestra Señora, y son generaciones que venimos a la Romería”, son algunas expresiones de romeros.

“Le voy a pedir que le ayude a la doña (esposa) en el parto que va a ser por estos días”, “quiero agradecerle que salvó a mi hijo”, “le voy a dar gracias por la cura de un familiar”, dijeron otros peregrinos, mientras caminaban rumbo al templo.

La seguridad de los romeros es garantizada por centenares de agentes de la Fuerza Pública (policía), la Policía de Tránsito y miembros de la Cruz Roja Costarricense asignados principalmente al recorrido desde esta capital hasta la basílica.

Los peregrinos de diversos puntos del país se reúnen mayoritariamente el 2 de agosto en la basílica.

Tradicionalmente, una misa es oficiada el 2 de agosto en la basílica por las principales autoridades católicas costarricenses, en presencia de miles de creyentes y autoridades gubernamentales especialmente invitadas. La ceremonia es televisada en vivo.

El templo alberga a la pequeña imagen de la virgen, de unos 20 centímetros de alto, en el subsuelo del edificio, donde es visitada por miles de personas anualmente –en número particularmente elevado durante la Romería-.

La tradición católica costarricense indica que una mujer -quizá indígena, mestiza o negra-, llamada Juana Pereira, quien juntaba leña cerca de su casa, halló, el 2 de agosto de 1635 en la zona de Cartago, sobre una piedra, la pequeña imagen.

La virgen fue coronada, en abril de 1926, reina de Costa Rica.

Quienes visitan la basílica y el santuario de la virgen cuentan con indulgencia perpetua, según decisión adoptada en marzo de 1862 por el papa Pío IX.

La basílica fue declarada santuario nacional, el 1 de marzo de 2000, por la Conferencia Episcopal de Costa Rica (Cecor).

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login