Consulado condena asesinato de mexicano a manos de anglosajones

El Consulado de México en Filadelfia condenó el lunes “firmemente” el asesinato de Luis Ramírez Zavala, a manos de seis adolescentes anglosajones en la localidad de Shenandoah, en Pensilvania.

En camino a su casa el pasado 12 de julio, Ramírez Zavala, mexicano de 25 años de edad y padre de tres hijos con Crystal Dillman, fue golpeado por los jóvenes y murió dos días después debido a las lesiones sufridas.

El Consulado expresó su preocupación por algunas declaraciones iniciales que descartaron las potenciales circunstancias agravantes del asesinato y crearon incertidumbre en la comunidad mexicana residente en esa localidad.

Brandon Piekarsky, de 16 años, y Colin Walsh, de 17, enfrentan cargos como adultos de agresión e intimidación étnica. Derrick M. Donchak, de 18, fue acusado de agresión agravada.

Los agresores forman parte del equipo de fútbol americano de una escuela local.

Los cargos presentados el viernes pasado para castigar esos delitos “horrendos y reprensibles” representan “el primer y más importante paso para disipar temores de impunidad o un juicio inadecuado”, señaló el Consulado en un comunicado.

Agregó que la tragedia muestra la necesidad de que se tomen medidas para responder a las “crecientes tensiones sociales originadas por grupos antiinmigrantes” que han resultado en un incremento en los crímenes de odio étnico contra las minorías.

“El reconocimiento de las contribuciones de los inmigrantes a sus comunidades, los esfuerzos de acercamiento de las autoridades y la participación positiva de los inmigrantes son esenciales para comunidades fuertes y diversas”, recalcó.

El cónsul de México en Filadelfia, Enrique Ruiz Sánchez, dijo a Notimex que ha habido un contacto permanente entre Cristal Dillman y los familiares de Ramírez en México, así como asistencia en los trámites para el traslado del cadáver a Guanajuato.

Activistas realizarán la tarde de este martes una conferencia de prensa y una vigilia en Shenandoah para protestar por el asesinato de Ramírez, perpetrado por motivos raciales.

El Fondo Mexicano-Estadounidense para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF) pidió a las autoridades federales supervisar de cerca todas las investigaciones de las autoridades locales para asegurar un proceso justo contra los involucrados.

El asesinato prueba de una manera “dolorosa y trágica” el aumento de crímenes de odio contra latinos, lo cual ha sido documentado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI), dijo el presidente de MALDEF, John Trasviña.

La organización Democracy Now indicó en su sitio de Internet que cuando un amigo de Ramírez trató de ayudarlo, uno de los jóvenes le advirtió: “dile a tus amigos mexicanos que se vayan de acá, o tú quedarás igual”.

Un informe divulgado en noviembre del año pasado por el FBI indicó que en 2006 los hispanos representaron el 62.8 por ciento de las víctimas de crímenes motivados por prejuicios contra el grupo étnico o el origen nacional de las víctimas.

El número de víctimas de delitos de odio contra los hispanos se incrementó en un 25 por ciento desde 2004, señaló el reporte.

En 2006 se registraron 576 crímenes de odio anti-hispanos contra 819 víctimas, en 2005 hubo 522 casos contra 722 víctimas y en 2004 se produjeron 475 casos contra 646 víctimas, de acuerdo con el informe.

Asimismo, en 2003 hubo 426 casos de crímenes de odio contra 595 víctimas hispanas y en 2002 se denunciaron 480 casos contra 639 víctimas.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login