Nueva ley en Virginia será implacable contra la migración ilegal

Al amparo de una ley aprobada de manera sigilosa, los reos nacidos en el extranjero retenidos en cárceles de Virginia son turnados ahora a autoridades federales sin importar su situación migratoria, reportó el lunes la prensa.

De acuerdo con el diario The Washington Post, la ley puesta en vigor desde el 1 de julio, esta dirigida a convertir a Virginia en un lugar poco placentero para aquellos inmigrantes indocumentados en problemas con la ley.

David B Albo, el legislador estatal republicano responsable de redactar la ley y quien preside la Comisión Estatal Contra el Crimen, no dejó lugar a dudas de su intención.

“Con nuestra nueva ley, esta gente que esta aquí ilegalmente debe tener miedo de vivir ahora en cualquier lugar de Virginia. Si están ilegalmente, no será menos temeroso que vivir en Prince Williams o cualquier otro Condado”, dijo al diario.

El Condado de Prince Williams cobró notoriedad meses atrás después que su autoridades aprobaron una ley que autoriza a sus policías a verificar la situación migratoria de todas las personas consideradas sospechosas de cometer un crimen, aún antes de ser arrestadas.

Las protestas generadas por la directiva llevaron a las autoridades a reformarla, requiriendo que tal verificación se lleve a cabo sólo después que la persona sea detenida.

El Condado es una de las 60 jurisdicciones a través del país que se ha sumado a una asociación con la Oficina de Migración y Aduanas (ICE) para identificar a indocumentados que han cometido crímenes en Estados Unidos.

La nueva ley dará como resultado que el resto de los condados lleven a cabo el mismo procedimiento de manera obligatoria.

El Washington Post indicó, empero, que los resultados de la cooperación con condados como el de Prince Willams y el ICE es difícil de medir debido a que se desconoce cual es el destino de aquellos indocumentados reportados a las autoridades federales.

Aunque el ICE ha destinado este año una partida de 42 millones de dólares a este programa de cooperación, funcionarios reconocen que los recursos son insuficientes para ampliar sus alcances, en particular para deportar a un mayor numero de personas.

“Nos gustaría detener a todos, pero ese es un mundo de fantasía”, dijo al diario James Pendergraph, el encargado de supervisar los programas de cooperación del ICE con autoridades locales y estatales.

NOTIMEX

{jcomments off}

You must be logged in to post a comment Login