Se entregan en Texas miembros de secta por cargos de abuso sexual

Dallas.- Cinco de los seis líderes de la secta polígama de la Iglesia Fundamentalista de los Santos de los Ultimos Días (FDLS), acusados la semana pasada de asalto sexual, bigamia y otros delitos, se entregaron el lunes a las autoridades de Texas.

Su detención fue dada a conocer este lunes por el procurador general de Texas, Greg Abbott, luego de que los cinco decidieran entregarse en las oficinas del sheriff del condado de Schleicher, en el suroeste del estado.

Los cinco, al igual que el líder de la secta, Warren Jeffs, preso en Arizona por delitos similares, fueron acusados el pasado 21 de julio por un gran jurado en Schleicher, en la comunidad de El Dorado, suroeste de Texas, de nueve cargos que incluyen asalto sexual.

El procurador de Texas informó en un comunicado que la tarde de este lunes fueron detenidos Raymond Merrill Jessop, de 36 años; Allan Eugene Keate, de 56; Michael George Emack, de 57 y Merrill Leroy Jessop, de 33.

Los cuatro están acusados cada uno de un cargo de asalto sexual a menor, por lo que de ser encontrados culpables, pueden recibir sentencias de cinco a 99 años de prisión. Leroy Jessop también está acusado de bigamia.

El quinto detenido, Lloyd Hammon Barlow, de 38 años, enfrenta tres cargos relacionados con complicidad al no reportar el abuso sexual a un menor, lo que es punible con penas de hasta seis meses de prisión y una multa de dos mil dólares.

La semana pasada, la corte del condado de Schleicher fijó una fianza para cada uno de los acusados de 100 mil dólares por cada cargo.

Jeffs, el líder de la secta, está acusado de asalto sexual a un menor, un delito de primer grado en Texas, y además, enfrenta en Arizona cargos relacionados por matrimonio con adolescentes menores de edad.

El año pasado, Jeffs fue declarado culpable en Utah de dos cargos de complicidad en una violación y otros delitos relacionados con un matrimonio que realizó en 2001, entre un adulto y una menor.

Abbott informó que solicitará a Arizona que Jeffs sea extraditado a Texas para ser juzgado, aunque tendría que regresar a Utah para concluir su sentencia.

La detenciones y acusaciones son resultado de las investigaciones iniciadas por las autoridades estatales tras la incursión el pasado 3 de abril al rancho propiedad de la secta en el suroeste de Texas.

Ese día, decenas de agentes de los servicios estatales de protección infantil entraron con autorización de una juez al rancho de la FDLS, y retiraron a 463 niños que residían ahí con sus padres, al considerar que estaban indefensos ante actos de abuso físico y sexual.

Los servicios de protección infantil distribuyeron a los niños en decenas de hogares adoptivos por todo el estado, lejos de sus padres, lo que dio origen al mayor caso de disputa de custodia registrado en la historia de Texas.

A pedido de los padres, la Suprema Corte de Texas ordenó la devolución de los más de 460 niños, al considerar que las autoridades estatales rebasaron su autoridad.

La FDLS constituye una rama disidente de la Iglesia Mormona que fue expulsada por continuar ejerciendo la poligamia.

La mayor parte de los miembros de la secta residen en comunidades del sur de Utah y norte de Arizona, pero desde hace unos años algunos se extendieron a Texas y se establecieron en el rancho cerca de la comunidad de El Dorado en el suroeste de la entidad.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login