Espera EU respuesta de Nicaragua sobre destrucción de misiles Sam-7

Managua.- Estados Unidos anunció el martes que espera que el gobierno de Nicaragua acepte su propuesta de intercambiar misiles aéreos portátiles Sam-7 por equipo médico de alta tecnología para hospitales públicos de este país centroamericano.

El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli, expresó este martes que la propuesta para la eliminación de las armas está en las manos del gobierno que presidente Daniel Ortega.

Trivelli -quien este mes terminará su gestión de tres años en el país- declinó entrar en detalles sobre el canje ya que dijo que se debe esperar a entrar en la negociación con las autoridades nicaraguenses.

El diplomático resaltó que “estamos esperando la respuesta” del gobierno nicaraguense y expresó su interés en que “en pocas semanas” se pueda firmar un acuerdo en este tema.

Recordó que equipos de especialistas del Departamento de la Defensa y de la administración hospitalaria estadunidense realizaron un recorrido por diversas unidades de salud en Nicaragua y sobre esa información, elaboraron la oferta del canje.

Hace un año y en forma inesperada, Ortega abordó el polémico tema de los misiles portátiles que permanecen en los inventarios del Ejército, los cuales fueron adquiridos a la extinta Unión Soviética hace casi tres décadas.

La preocupación del gobierno de Washington reside en la posibilidad de que caigan en poder de grupos terroristas.

Ortega anunció la disposición de destruir los cohetes a cambio de equipo médico. En total, 645 Sam-7 serían destruidos y un lote de 400 quedaría en poder de las fuerza amadas para asuntos de seguridad.

En 2005, el gobierno del presidente Enrique Bolaños destruyó mil misiles en una decisión unilateral y después, la ley de armas se modificó para que la destrucción de estos aparatos sea determinada por el Legislativo.

Vincula EU ayuda económica a Nicaragua con democracia

Managua.- El embajador de Estados Unidos en Nicaragua, Paul Trivelli, mostró el martes preocupación por “el cierre de espacios democráticos” en este país y anunció la reevaluación de las condiciones para un financiamiento por 145 millones de dólares.

En rueda de prensa con corresponsales de la prensa extranjera, Trivelli dijo que ese financiamiento provendría de la denominada Cuenta Reto del Milenio, que tiene “18 indicadores” relacionados con democracia, gobernabilidad y transparencia, entre otros.

“Los indicadores van a ser evaluados en noviembre de este año y están relacionados con democracia, gobernabilidad, transparencia (.) si el promedio baja en estos 18 temas y cae (.) vamos a tener que revisar la ayuda, hay consecuencias”, advirtió.

El programa está destinado a favorecer proyectos de desarrollo agropecuario, infraestructura vial y asistencia técnica y financiera a pequeños y medianos productores de los departamentos de León y Chinandega, en el occidente del país.

El diplomático estadunidense manifestó que “es importante que el gobierno (de Nicaragua) reconozca sus compromisos” con la democracia.

Trivelli, quien dejará el país centroamericano a inicios de agosto próximo después de tres años al frente de la legación estadunidense en Managua, aseguró que su gobierno ha tratado de mantener relaciones “razonables” con Nicaragua.

La relación con el gobierno sandinista “es satisfactoria y de trabajo” en los temas de interés mutuo como la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo, resumió el embajador saliente.

Estados Unidos otorgó 15.4 millones de dólares para los damnificados del norte del Caribe de Nicaragua, afectados por el huracán Félix en septiembre de 2007.

La ayuda financiera de Estados Unidos a Nicaragua asciende a unos 40 millones de dólares anuales, además de que es el principal socio comercial de este país centroamericano.

Unos 500 mil nicaraguenses residen y trabajan en Estados Unidos, desde donde envían remesas familiares por más de 600 millones de dólares anuales.

Robert Callaham, un diplomático de carrera con una larg

You must be logged in to post a comment Login