Reclaman uso de su lengua pueblos indígenas de capital mexicana

Chicago.- Con apenas siete años de asumir su condición de indígenas urbanos, los pueblos originarios del Distrito Federal, reclaman a las autoridades el regreso de su lengua y el respeto a su cultura, aseguró el miércoles la experta Teresa Mora Vázquez.

Investigadora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Mora Vázquez explicó que 117 pueblos con tradición y 174 barrios de la ciudad de México están frenando acciones gubernamentales en una acción común ajena a preferencias partidistas y religiosas.

“Es reciente la toma de conciencia, lo que les ha permitido una lucha importante y un gran interés incluso por retomar su lengua”, dijo la doctora en Historia a Notimex tras presentar esta semana en Chicago el Atlas Etnográfico de la Ciudad de México.

“El momento actual para ellos es otro, porque hay una defensa de su territorio”, puntualizó la experta del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Mora Vázquez coordinó el citado Atlas Etnográfico, un estudio sobre las características de los indígenas citadinos de 60 grupos étnicos que representan el 17 por ciento de la población del Distrito Federal.

Expresó que a partir de 2001, con la visita a la ciudad del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), los habitantes de pueblos y barrios de la ciudad tomaron conciencia de su origen indígena urbano, y de ser herederos de un territorio y una cultura.

Como resultado de su investigación de año y medio entre estas poblaciones, Mota Vázquez afirmó que los indígenas urbanos tienen ahora una conciencia de pertenencia y ya no se dejan imponer decisiones del gobierno capitalino.

Al menos 11 de las luchas que existen hoy en el Distrito Federal en contra de acciones de gobierno proceden de ellos. Han impedido venta de terrenos para unidades habitacionales y se oponen a la construcción de una nueva línea del metro que pasa por sus tierras.

La doctora en Historia dijo que estos pueblos originarios del DF, reclaman el regreso de la lengua náhuatl, que a principios del siglo XX se hablaba todavía en gran parte de ellos.

“Los sacerdotes confesaban en esa lengua, había escritos, se enseñaba en las escuelas y hasta en la universidad había clases de náhuatl”, remarcó la experta.

En cuanto a los barrios, comunidades indígenas devoradas por el crecimiento urbano, comentó que la mayoría de ellos han logrado recuperar sus tradiciones e integrar a los nuevos pobladores a ellas.

“Sucedió con el barrio Actipa, de raíces prehispánicas, en la colonia del Valle, que logró recuperar su nombre y fiesta patronal” con el patrocinio de un centro comercial, informó.

La investigadora realiza ahora una consulta entre esta población indígena sobre el proyecto de la primera Ley de Derechos y Cultura Indígena del D.F. “El objetivo es saber si esos grupos están de acuerdo en su contenido”, enfatizó.

Se trata, dijo, de reinvindicar a estos grupos de una situación de discriminación de cuatro siglos, lo que les daría la oportunidad de que sus diferencias y su herencia prehispánica y cultural sean reconocidas, respetadas y protegidas.

“El reto es que no sólo respondan si están de acuerdo o no, sino que propongan”, añadió la investigadora, que participó en el festejo conmemorativo del 683 Aniversario de la Fundación de México-Tenochtitlan.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login