Reportan reducción de indocumentados en EU ante controles migratorios

El número de indocumentados en Estados Unidos disminuyó en 1.3 millones de personas entre agosto y mayo pasados, debido a los mayores controles migratorios impuestos por las autoridades, de acuerdo con un reporte.

El Centro de Estudios de Inmigración (CIS) indicó que de los 12.5 millones de inmigrantes indocumentados que se calculaba vivían en el país en agosto de 2007, en mayo de este año la cifra se redujo a 11.2 millones, una disminución de 1.3 millones, equivalente a 11 por ciento.

Steven Camarota, uno de los autores del estudio, explicó en rueda de prensa que esa cifra es al menos siete veces mayor que el número de indocumentados deportados en los últimos 10 meses, lo cual significa que esas personas “se están yendo a su país por su cuenta”.

Indicó, sin embargo, que esa reducción no ha afectado a la población inmigrante legal que continúa creciendo.

De acuerdo con el reporte, el número de indocumentados aumentó en agosto de 2007 cuando el Congreso analizaba una reforma migratoria que permitiera a estos regularizar su estatus, pero ante su fracaso la cifra “empezó a caer casi inmediatamente”.

Si se mantiene esa tendencia, el número de inmigrantes indocumentados se reduciría en la mitad en los próximos cinco años, indicó.

Hasta mayo pasado, se registró una disminución significativa en el número de inmigrantes latinos menos educados y jóvenes en el país, debido al endurecimiento de las medidas antiinmigrantes y la situación económica de Estados Unidos.

Camarota manifestó que aunque el reporte muestra una tendencia a la baja de la población indocumentada, el problema persiste, ya que más de 11 millones de personas siguen viviendo y trabajando ilegalmente en el país.

Sin embargo, la directora del Centro de Políticas de Inmigración (IPC), Angela Kelley, criticó al CIS, ya que intenta hacer creer que la reducción se debe más a las políticas migratorias de inmigración que a la difícil situación económica que enfrenta el país.

“Los autores reportan sobre una población que es casi difícil de medir. Admiten que no incluyeron datos de otra población aparte de los hispanos”, aseveró Keller.

“No dan pruebas cuando afirman que el debate migratorio en el Congreso el verano pasado ocasionó un incremento de la inmigración indocumentada”, agregó.

Indicó que el reporte del CIS parece implicar que la población inmigrante ilegal podría disminuir si los aspirantes a la Casa Blanca se mantienen callados sobre la necesidad de una reforma migratoria y se siguen asignando miles de millones de dólares en los controles.

Kelley recordó que el CIS apoya medidas duras que separan a las familias y destruyen comunidades, cuando la solución está en la legalización de los indocumentados y facilitarles el aprendizaje del idioma inglés, ya que los convertiría en contribuyentes del país.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login