El Papa insta a Lugo “a llevar una vida coherente con el Evangelio”

ASUNCIÓN (AFP) – El papa Benedicto XVI exhortó al ex obispo católico Fernando Lugo “a llevar una vida coherente con el Evangelio” cuando se desempeñe como presidente de Paraguay desde el próximo 15 de agosto, reveló un comunicado divulgado por la Nunciatura en la capital paraguaya este jueves.

“El Sumo Pontífice exhorta al Señor Fernando Armindo Lugo Méndez a ser fiel a la fe católica en la que fue bautizado y a llevar una vida coherente con el Evangelio”, precisó el escrito divulgado el jueves.

El Vaticano le concedió a Lugo el estado laical perpetuo para ejercer la presidencia de Paraguay, en una medida considerada sin precedentes en el seno de la Iglesia Católica.

Benedicto XVI tuvo la opción de expulsarlo y excomulgarlo, pero optó por reducirlo de su estado clerical al laical, el estado en que se encuentran todos los creyentes católicos.

El papa resolvió volver a considerar la suspensión “a divinis” que le impuso por haberse involucrado en política.

“La reciente situación que se ha creado con la elección de monseñor Fernando Lugo como presidente de Paraguay exige volver a considerar (su situación), por el bien del país”, remarcó el documento, que ofrece detalles del decreto vaticano que lo dispensa.

El presidente electo de Paraguay había solicitado la pérdida del estado clerical el 18 de diciembre de 2006 para presentarse a las elecciones del 20 de abril pasado.

La petición señalaba: “no implica abdicar de mi amor a la Iglesia ni de mi estima al servicio ministerial y a la vida religiosa”.

El decreto papal lo dispensó además de la obligación del celibato y de las demás obligaciones que el estado clerical comporta.

El derecho canónico establece que ningún clérigo que ha dimitido de su estado puede volver al estado clerical “sin una autorización de la sede apostólica”, sostuvo en ese sentido el nuncio Orlando Antonini en declaraciones a periodistas.

Preguntado si el futuro presidente puede contraer matrimonio, respondió que está dispensado del celibato y que inclusive puede casarse por Iglesia.

Lugo no quiso contestar si volvería a pedir ser obispo cuando culmine su mandato en el 2013. “Solo pienso en ser presidente hasta el 15 de agosto de 2013 y después ver qué pasa”, puntualizó.

Con la disposición papal, Lugo “ya no es más un obispo rebelde para la Iglesia porque se aceptó el deseo del pueblo, que masivamente lo eligió y porque se consideró no es compatible su estado clerical con el cargo de presidente”, explicó Antonini.

No obstante remarcó que “él siempre será sacerdote espiritualmente”.

You must be logged in to post a comment Login