Exoneran a Patrulla Fronteriza en caso de muerte de indocumentado

Dallas.- Un juez federal en El Paso, Texas, exoneró el miércoles a la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos de cualquier responsabilidad en la muerte del indocumentado mexicano Juan Patricio Peraza, ultimado a tiros por agentes de la corporación en 2003.

Los padres del joven que pereció a los 19 años de edad, César Peraza Barraza y su ex esposa Ramona Irene Quijada Soto, habían interpuesto una demanda contra la Patrulla Fronteriza, a la que demandaban una reparación, por considerar que la muerte de su hijo fue injustificada.

La muerte a balazos de Juan Patricio Peraza “es trágica y desafortunada”, pero “no fue resultado de negligencia”, señaló el dictamen del juez federal Richard P. Mesa, emitido esta semana a favor del gobierno federal.

Peraza, originario de Puerto Peñasco, en el estado mexicano de Sonora, cruzó la frontera en forma ilegal y residía como refugiado en la Casa Anunciación, un asilo para inmigrantes ubicado en el Centro de El Paso.

El 22 de febrero de 2003, el adolescente sacó la basura de la Casa Anunciación a la calle, cuando fue visto por varios agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes lo abordaron y le pidieron su identificación, al presumir que se trataba de un indocumentado.

Directivos de la Casa Anunciación salieron para averiguar lo que buscaban los agentes y a notificarles del acuerdo que mantienen la Patrulla y la institución para no molestar a los inmigrantes que busquen refugio en esa casa.

En medio de la discusión, Peraza corrió y fue perseguido por siete agentes de la Patrulla Fronteriza, que lo rodearon en un callejón ubicado a cuadra y media de distancia.

Funcionarios de la Patrulla Fronteriza arguyeron que Peraza golpeó a uno de los agentes con una escalera y amenazó a los demás con un tubo de metal, por lo que el patrullero Vernon Billings disparó dos tiros al indocumentado, quien fue herido en el pecho y murió minutos después.

En junio de 2003, Billings fue exonerado de toda responsabilidad en el incidente por un gran jurado que revisó el caso.

La muerte de Peraza indignó a varios sectores en El Paso, incluyendo a organizaciones pro derechos humanos y a grupos religiosos, como el obispo católico de El Paso, Armando X. Ochoa, quien honró la memoria del joven inmigrante con una misa en marzo de 2003.

En su fallo de esta semana, el juez Meza determinó que Peraza tuvo amplia oportunidad de rendirse a los patrulleros y que Billings, al creer estar en peligro, estuvo justificado en utilizar fuerza mortal.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login