Publican libro que reorienta la investigación en torno al Sida. El tomo auspiciado por el INER es una investigación de Jay A. Levy.

México, 31 Jul (Notimex).- El libro “El VIH y la patología del
SIDA”, del doctor Jay A. Levy, es una guía útil para investigadores
que ya trabajan en las áreas de biología molecular y otras ciencias
básicas pues en sus páginas expone razones para reorientar la
investigación científica sobre esa pandemia.

Así lo señaló hoy en entrevista el doctor Gustavo Reyes Terán,
jefe del Departamento de Investigación en Enfermedades Infecciosas
(CIENI) del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER),
donde anualmente se atiende a 200 nuevos pacientes afectados.

El libro escrita por el profesor Levy, pionero en la
investigación biomédica del VIH SIDA en el mundo, describe cómo el
virus destruye, directa o indirectamente, al sistema inmunológico y
cómo el organismo se defiende para evitar esa destrucción.

Reyes Terán, quien es también fundador y jefe del servicio de
Infectología para pacientes Inmunocomprometidos, recordó que la
mortandad en el INER es inaceptablemente alta.

“Asciende al 25 por ciento de los hospitalizados; el 75 por
ciento que salen del hospital está compuesto por casi mil pacientes
que siguen acudiendo al hospital periódicamente, en tanto no sean
atacados por alguna enfermedad oportunista”, informó Reyes.

El tratamiento por persona cuenta entre seis y 10 mil pesos
mensuales. Sin embargo, si la enfermedad se detecta de manera tardía,
el paciente requiere de cuidados intensivos y una serie de exámenes
de laboratorio y clínicos muy costosos, por eso la urgencia de crear
programas de detección oportuna.

Los pacientes son atendidos diariamente por médicos
intensivistas, internistas, oftalmólogos infectólogos, neumólogos,
dermatólogos, gastroenterólogos y se les practican estudios de
imagen, radiografías, procedimientos de diagnósticos caros e
invasivos para detectar a las enfermedades oportunistas.

Todo eso se podría ahorrar si la enfermedad se detectara
temprano con programas de educación, básicamente.

Mejorar la infraestructura hospitalaria en el IMER es una de las
urgencias del especialista, quien dijo que esa institución es
referencia nacional en materia de enfermedades respiratorias, que son
las más frecuentes y las que más matan a pacientes con SIDA, destacó
el entrevistado especialista en el tema.

“Eso refleja bien lo que ocurre en el país, que es recibir
pacientes con la enfermedad sumamente avanzada, lo que significa que
no hay una detección temprana y oportuna de la enfermedad. Tener una
infección en esa etapa tardía, nos dice que el sistema inmune está
destruido”, explicó el médico.

Y por eso, agregó, la persona está a merced de enfermedades
oportunistas y el órgano preferido de esas enfermedades oportunistas
son los pulmones. “En ese sentido, el libro resulta fundamental para
investigadores, para reorientar la investigación científica básica y
encontrar respuestas a preguntas que están en el aire”.

Desde el principio de la epidemia del Síndrome de
Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) se sabe que las rutas de
transmisión son tres y que la más importante es la sexual. Si se
tiene una práctica de ese tipo sin protección, se debe tener la
educación y conciencia para asistir de inmediato a realizarse un
examen.

Tuberculosis y neumonía son las enfermedades oportunistas más
frecuentes y causas de muerte en pacientes mexicanos, cuya edad
promedio es de 33 años en el INER. Esa es la primera causa de muerte
en personas menores de 50 años hospitalizadas en esa institución.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login