.Se celebrará en agosto un Festival de Organo en Tepotzotlán.

México, 31 Jul (Notimex).- El domingo próximo, las solemnes e
imponentes melodías de los órganos musicales inundarán las cúpulas
del templo de San Francisco Javier, ubicado dentro del Museo Nacional
del Virreinato, en Tepotzotlán, después de casi cinco años sin
conciertos.

El Festival de Organo se realizará con la finalidad de recaudar
fondos para el rescate del órgano tubular del templo, el cual
representa una joya del barroco mexicano.

Construido en 1754 por Gregorio Casela, el instrumento musical,
ubicado en el coro del templo, acompañó a las ceremonias sacras del
lugar por más de 15 años; está compuesto por 19 medios registros, más
pajarito, tambor y cerca de 600 flautas y trompetas.

Mónica Martí, investigadora del Instituto Nacional de
Antropología e Historia (INAH), señaló que la importancia de rescatar
el órgano del Virreinato radica en que éste forma parte de un todo.

Es decir, en el barroco a las manifestaciones artísticas no se
les podía entender por separado, sino como parte de una gran obra que
incide emocionalmente en el ser humano, de ahí que las tallas del
órgano son similares a la ornamentación de los retablos.

Durante las misas que ofrecían los jesuitas en el templo, era
cuando se podía ver la comunión de todas las manifestaciones
culturales.

El uso del órgano en las ceremonias religiosas permitió a los
compositores y a la misma Iglesia católica dar más brillo y
espectacularidad a las misas.

“Además de la música del órgano -que emulaba la voz humana- se
tiene que considerar que había incienso, que afectaba el olfato, los
retablos y las vestimentas de los sacerdotes impactaban la vista, los
sermones eran como poesía, así la unión de todos estos factores
contribuían a la creación de un bel composto: una gran obra”, explicó
la investigadora.

Esta situación es la que llevó a los directivos del museo a
impulsar el rescate del órgano, considerado como una parte
fundamental de acervo museístico, el cual tiene, actualmente, una
pérdida del 40 por ciento de su sonoridad, pese a que reposó en el
olvido por casi un siglo.

El proyecto de rescate -cuyo costo asciende a dos millones de
pesos- contempla la realización de investigaciones documentales, de
campo y el diagnóstico del instrumento en general; además de la
restauración “in situ”.

Sigue
Se celebrará en agosto /dos/”in situ”.
.
Para reunir los recursos, el Museo realizará diferentes actos,
siendo el primero el Festival de Organo que se llevará a cabo todos
los domingos del mes de agosto, en las instalaciones del templo de
San Francisco Javier.

Durante ese mes, organistas nacionales e internacionales
deleitarán los sentidos de los asistentes con la música de Wolfgang
Amadeus Mozart, Johann Sebastián Bach, Robert Schuman; además de
canciones populares como “México en la piel”, “Mi ciudad”, “Amor
Eterno”, y el movimiento orquestal “Bolero de Ravel”.

Los concertistas invitados son Víctor Contreras, ganador del
Concurso de Organo Antiguo “Guillermo Pinto” 2008, que se presentará
el tres de agosto; y Armando Sedeño Maldonado, miembro de la
Asociación Organistas de México, A.C., hará lo suyo el 10 de agosto.

Mientras que Rodrigo Treviño Uribe, organista titular del templo
“El Espíritu Santo”, realizará su interpretación el 17 de agosto;
Víctor Urbán, organista titular del órgano monumental del Auditorio
Nacional, ofrecerá su recital el 24 del mismo mes y el 31 cerrará
esta serie de conciertos, Rossina Vrionides, fundadora de la
Asociación de Organistas de México A.C.

Los conciertos -cuya entrada será gratuita- permitirán a los
asistentes disfrutar de la ornamentación tipo barroca de los 13
retablos del templo de San Francisco Javier, considerado como uno de
los recintos retablísticos más importantes de México.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login