América latina combatirá el sida con educación sexual en escuelas públicas

MÉXICO (AFP) – Una treintena de países de América Latina y el Caribe coincidieron el viernes en que la educación sexual, basada en evidencias científicas, es una de las mejores herramientas para enfrentar la epidemia del virus VIH-sida, que afecta a 1,7 millones de habitantes en la región.

A dos días de que en la Ciudad de México se inicie la XVII Conferencia Internacional sobre el sida, ministros, viceministros, delegados y expertos de de América Latina y el Caribe se reunieron por primera vez para adoptar una estrategia común ante el avance del VIH-sida.

Los países participantes firmaron una declaración en la que se constata que “la principal vía de transmisión del VIH son las relaciones sexuales no protegidas” y que la mayoría de los jóvenes no utiliza método de protección alguno, por lo que se hace necesario “reforzar la educación de la sexualidad como un derecho humano”.

Entre los compromisos adoptados en esta declaración destaca que los sistemas de educación públicos de América Latina y el Caribe deberán tener incorporado para 2015 un nuevo programa de educación sexual para prevenir el VIH-sida entre los jóvenes.

“Para el año 2015, todos los programas de formación y actualización magisterial bajo la jurisdicción de los ministerios de Educación, habrán incorporado los contenidos del nuevo currículo de educación integral en sexualidad”, señala la declaratoria de los ministros de Salud y Educación.

Los países signatarios acordaron modificar sus planes de estudios para incluir un enfoque de la educación sexual acorde a los tiempos, basado en evidencias científicas y que ponga el acento en una educación sexual como método de prevención del VIH-sida.

“Las aulas representan la red más poderosa de protección (…) sabemos que el sida es una enfermedad incurable, pero también sabemos que es prevenible”, dijo la ministra de Educación de México, Josefina Vázquez Mota, en rueda de prensa posterior a la firma del documento.

De su lado, el ministro de Salud de México, José Córdoba, resaltó que algunos países tendrán incluso que realizar reformas legales dado que o no contemplan la educación sexual en las escuelas públicas o criminalizan algunas prácticas sexuales.

“Para algunos países este compromiso representará un mayor trabajo, para otros algunas adecuaciones porque llevan un camino más avanzado”, dijo el ministro al destacar que Brasil, Uruguay, Nicaragua y algunos países del Caribe cuentan ya con avanzados programas en materia de educación sexual para prevenir el sida.

Para revisar el avance en la adopción de los compromisos de los países signatarios, sobre todo en la incorporación de programas de educación sexual en las escuelas públicas, en la declaración se establece poner en marcha mecanismos de evaluación en 2009 y 2010.

En el documento, los países signatarios acordaron destinar el presupuesto necesario para poner en marcha estos programas de educación sexual en las escuelas públicas, si bien no se acordó un monto determinado.

“¿Cuánto vamos a gastar? No lo sabemos, pero será un ahorro comparado con lo que gastaríamos en atención” a pacientes con VIH-sida, añadió el ministro mexicano de Salud.

Según las últimas cifras de ONUSIDA, en América Latina viven 1,7 millones de seropositivos, de los cuales 47.000 son niños y unos 400.000 jóvenes de entre 14 y 24 años de edad.

You must be logged in to post a comment Login