Sin saco ni corbata, Ban Ki-moon lucha contra cambio climático

Naciones Unidas.- Decidido a dar el ejemplo, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, apareció el viernes a trabajar vestido de manera informal, tal como recomendó a los funcionarios del organismo en su plan para luchar contra el cambio climático.

Ban llegó este viernes al cuartel general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sin saco ni corbata y con camisa de manga corta, una imagen que contrastó con su habitual uniforme de traje oscuro completo.

De esta forma, quiso dar ejemplo el mismo día en que se lanzó, por iniciativa suya, un programa piloto que durará todo agosto en el complejo de la ONU, con el que se pretende luchar contra el cambio climático mediante el ahorro de energía.

Para ello, la iniciativa denominada Cool UN (Una ONU fresca), subirá durante este mes el termostato del aire acondicionado en la sede de la secretaría de 22.2 a 25 grados centígrados y de 21.1 a 23.9 grados en el anexo que alberga las salas de conferencias de la ONU.

Ban autorizó y recomendó a los cerca de cinco mil funcionarios que trabajan en estas oficinas que se relajaran en su forma de vestir, adoptando una imagen más “casual”, dejando los sacos y las corbatas en casa para adaptarse mejor al aumento de la temperatura ambiente.

Lo cierto es que en los pasillos de la ONU sí se vieron este viernes menos sacos y menos corbatas, pero sobre todo entre los altos funcionarios del organismo y los asesores de Ban.

Sin embargo, otra cosa será lo que hagan los diplomáticos. Analistas indicaron que no creen que se vea sin traje a ningún embajador durante, por ejemplo, las formales reuniones del Consejo de Seguridad.

La ONU estimó que la disminución del consumo de aire acondicionado permitirá reducir en unos 100 mil dólares la factura energética del edificio y evitar la emisión de 300 toneladas de dióxido de carbono, sólo este mes.

En caso de que el programa piloto –que contempla apagar los sistemas de ventilación no imprescindibles y el aire acondicionado durante los fines de semana- diera resultados notables, se extendería al resto del año, cuando el ahorro total subiría al millón de dólares.

El nuevo plan de ahorro forma parte del proyecto de remodelación de la sede de la ONU valorado en mil 900 millones de dólares, que pretende convertir el edificio conocido como el “Palacio de Cristal” en un modelo de modernidad y sensibilidad ecológica.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login