Voraz incendio altera fiestas religiosas de “Minguito” en Managua

Managua.- Las fiestas religiosas de Santo Domingo “Minguito”, patrono de Managua, desbordan el viernes a los manifestantes en la mayor expresión de fe, tradición, cultura y paganismo, una desordenada mezcla que lanza a las calles a los capitalinos.

Con una “vela” la noche del jueves iniciaron las fiestas y este viernes la diminuta imagen de Santo Domingo de Guzmán es trasladada de la iglesia que tiene su nombre hacia el antiguo centro de Managua, un recorrido de varios kilómetros de música, danza, alegría y licor.

Sin embargo, en esta ocasión la importante celebración capitalina se vio alterada por un incendio de enormes dimensiones en el Mercado Oriental que arrasó varias hectáreas de comercio con cuantiosas pérdidas económicas, aunque no se reportan víctimas por el siniestro.

La Iglesia católica considera este mediodía modificar el recorrido de la procesión, que por tradición pasa por el conocido Gancho de Camino del Mercado Oriental, afectado por el fuego, y en esta oportunidad, llegaría hasta la nueva Catedral de Managua.

La jerarquía católica informará en las próximas horas el cambio en el recorrido, debido a que la Policía Nacional acordonó la zona del incendio.

El folclorista Bayardo Ortiz, de 75 años de edad, al referirse a la tradicional actividad lamentó la pérdida de religiosidad en esta celebración que ha caído en “más paganismo y vandalismo”.

Mujeres y niños vestidos con trajes folclóricos bailan durante la procesión que sale de la Iglesia de Santo Domingo en la Carretera a Masaya y termina en una iglesia en el antiguo centro de Managua.

Con vistosos trajes, las niñas con flores en el pelo y maquilladas, bailan al son de marimbas las canciones del son nica.

“Indios” con plumas y taparrabos danzan durante horas. Otros devotos untados de grasa negra en todo su cuerpo se mezclan entre las decenas de miles de feligreses que realizan el largo recorrido.

La tradición cuenta que la imagen de unos pocos centímetros se le “apareció” a un campesino en un árbol hueco en 1885, en el lugar donde después se levantó la ermita en honor al Santo Domingo de Guzmán y las fiestas iniciaron en la década de los años de 1930.

Durante diez días, los capitalinos bailan y celebran con gran consumo de licor en todos los improvisados bares en las calles capitalinas.

En este ocasión y debido al voraz incendio en el popular mercado capitalino se suspende el desfile hípico previsto para este día, según dijo uno de los organizadores a la televisión local y señaló que la actividad se reprogramará para una fecha próxima.

La celebración de los caballistas, se ubicaría en la zona del Malecón de Managua, donde caballos de raza lucen su hermosura y su paso y el 10 de agosto cuando finaliza la celebración acompañan en la “subida” el regreso de la imagen de Santo Domingo a su morada.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login