Consideran las autodeportaciones un plan sin beneficio para migrantes

San Diego.- Indocumentados e inmigrantes consideran que el ofrecimiento del gobierno de Estados Unidos para autodeportarse, aunque con un periodo de gracia para atender asuntos personales, sería un plan con dudosos beneficios para ellos.

“A ver si entendí: desde el martes yo puedo ir a entregarme a las oficinas de la ‘migra’ y dejan que me quede unas semanas para que arregle lo que tenga que arreglar antes de irme y. ¿después nomás me voy? Entonces, ¿cuál es el chiste?”, dijo a Notimex un jornalero indocumentado.

Consideró que si es detenido en una redada queda “manchado” con antecedentes y si se autodeporta o se entrega no haría diferencia.

“O sea, que si no se entrega uno, corre el riesgo de que lo agarren y lo deporten, pero si yo voy y me entrego, entonces segurito me deportan. Por eso digo, ¿cuál es el chiste?”, cuestionó el migrante.

El gobierno de Estados Unidos ofreció un plazo de 90 días para arreglar sus asuntos en el país a indocumentados sin antecedentes penales que deseen acogerse al programa piloto de autodeportaciones desde cinco ciudades estadunidenses, incluida San Diego.

La directora nacional de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) brazo investigador del Departamento de Seguridad (HSD), Julie Myers, dijo esta semana que los migrantes que se entreguen para deportación tendrán ese periodo de gracia sin temer arrestos.

El programa piloto de autodeportaciones (Operación Partida Programada), iniciará simultáneamente en San Diego y Santa Ana, en California; en Phoenix, Arizona; en Chicago, Illinois, y en Charlotte, Carolina del Norte, confirmó la funcionaria.

Myers dijo que los indocumentados interesados pueden acudir personalmente a las oficinas del ICE en esas ciudades y entregarse, y entonces se les darán semanas para hacer arreglos familiares y personales antes de regresar a sus países de origen.

La portavoz del ICE en la región fronteriza de California con México, Lauren Mack, dijo que en realidad hasta ahora la comunidad indocumentada tiene poca información, porque el proyecto se divulgará desde el mismo martes en medios de comunicación en español.

El plazo para acogerse al programa termina el 22 de agosto, pero es únicamente para indocumentados sin antecedentes penales, explicó Mack.

Unos 90 equipos de redadas del ICE buscan a indocumentados que fueron ordenados abandonar el país y desobedecieron en el pasado, y a quienes optaron por huir en lugar de atender audiencias ante Cortes de migración, entre otros exentos del programa de autodeportaciones.

La oferta del gobierno estadunidense “está mucho de pensarse”, dijo un jardinero indocumentado mexicano en San Diego.

“Ahorita es bien difícil encontrar trabajo y es cierto que anda uno con miedo de que lo agarren y lo deporten; ya ve que ahora hasta cuando una ya se va a México, lo detienen a unos metros de cruzar la línea”, dijo.

Pero por el otro lado esta la familia. “Ahorita yo soy indocumentado, mi señora también, pero tenemos un niño que nació acá (en Estados Unidos); mi hermano es residente con mica (identificación legal) y su esposa es estadunidense y tienen una niña de aquí también”, agregó.

También surge la duda sobre si aceptan la autodeportación y luego cambian las leyes a su favor con el arribo de Barack Obama a la Casa Blanca, como suponen muchos que podría ocurrir.

Además, consideran que los plazos anunciados para acogerse al programa son muy cortos.

Una mexicana nacionalizada estadunidense y casada con un paisano indocumentado, dijo temer que las autoridades de migración inicien con ese proyecto piloto una nueva etapa estratégica contra los migrantes.

Extraoficialmente, se considera que en el país pudieran haber hasta 12 millones de indocumentados, de los que un porcentaje elevado son niños.

Algunas organizaciones en California consideran que unos seis millones de indocumentados son niños, por lo que la propuesta de criminalizar a los indocumentados enfrentaría ese factor humano.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login