Reeditan “La extraña”, del húngaro Sándor Márai. Se trata de una oda a las libertades del ser humano.

México, 3 Ago (Notimex).- Considerada una de las novelas más
“redondas” del escritor húngaro Sándor Márai, “La extraña” narra la
búsqueda de un profesor universitario, que en su afán por encontrar
un nuevo sentido de plenitud y de libertad en su vida, emprende un
viaje a lo más profundo del ser humano.

Ambientado en el Hotel Argentina, en la costa adriática, el
relato reeditado este año por Salamandra, fue publicado originalmente
en 1934.

El protagonista es Viktor Henrik Askenasi, profesor del
Instituto de Estudios Orientales de París, quien llega a ese lugar
dejando atrás buena parte de su historia.

Tras esa anhelada experiencia por encontrarle un nuevo sentido a
su vida, ésta se habrá de alterar cuando decide hablar con una mujer
desconocida que observó en el lobby del hotel.

El protagonista narra varios de los más importantes episodios de
su vida que lo llevan a cuestionar todas las convenciones y
convicciones bajo las que ha dejado transcurrir más de 45 años de su
vida y describe cómo logra romper con el orden que ha ejercido para
conducirse a sí mismo.

Rotas las ataduras convencionales, disfruta de una felicidad
insospechada que, al mismo tiempo, le resulta compleja,
desconcertante y reflexiona sobre la libertad como un mejor objetivo
de vida.

El profesor sale en búsqueda de las respuestas, pero éstas van
mucho más allá de lo que él vislumbraba. mucho más allá de lo que
él mismo quería encontrar y el hombre mismo quisiera saber.

Sándor Márai es un escritor redescubierto en recientes años,
quien con esta pieza literaria ofrece lo que muchos consideran una de
sus novelas más acabadas.

Un texto que, según la crítica, es capaz de llevar al lector a
las reflexiones que siguen vigentes, pese a los 74 años de su
publicación.

Sándor Márai nació el 11 de abril de 1900, en una aldea húngara,
hoy eslovaca. De origen judío, se exilió a Alemania y Francia en
tiempos del general H?rthy, durante la década de 1920, hecho que no
le impidió escribir una treintena de exitosas obras.

Era un liberal convencido, que detestaba la violencia y se opuso
al fascismo. Publicó en su país unos 40 libros, entre poesía, teatro,
artículos, diarios, memorias y novelas.

En 1948, el escritor húngaro aceptó una invitación para
participar en unas jornadas literarias en Suiza. Era su última
oportunidad de conseguir un pasaporte para abandonar el país.

Márai salió de Hungría con su mujer y su hijo adoptivo para no
volver nunca más. A partir de entonces, su única patria sería la
lengua húngara y posteriormente, su exilio se tornó definitivo con su
viaje a Estados Unidos.

Fue desde aquel país donde vio como sus textos fueron prohibidos
en su patria por su oposición al régimen. Tal vez esa fue la causa
por la que Sándor Márai, exiliado también en el olvido, pondría fin a
su vida en San Diego, el 22 de febrero de 1989, tan sólo unos meses
antes de que sucumbiera el muro de Berlín, tras el cual quedaron
aprisionados tantos sueños sin destino.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login