“Me decían prostituta por tener Sida sin conocer mi situación”: Edith

Por Isaí Angeles.

Panamá.- Edith Tristán sabe lo que es el estigma hacia las personas con Sida, es seropositiva desde hace 18 años y la consideran una “prostituta” por eso, pero en este tiempo ha aceptado que “mal que bien, vivo con VIH y seguiré viviendo con VIH”.

“La sociedad tiene el problema de frente, lo tiene cerquita, pero dice: ‘eso no es conmigo sino con ella porque el marido era mujeriego, era pato (homosexual) o ella era prostituta’; porque así le dicen a uno: ‘eso no es conmigo, nosotros somos una familia tan decente’”, contó Tristán.

Edith, activista de la organización Probisida, es conocida en Panamá por aparecer en anuncios publicitarios, en los cuales admite ser seropositiva y llama sobre todo a mujeres embarazadas a hacerse la prueba de Elisa con el fin de evitar la transmisión del VIH. “Si una persona se cuida y toma terapias puede vivir muchos años. Con las terapias quienes tienen 41 años van a llegar a 80 años o más”, dijo optimista.

Destacó la necesidad de las pruebas a tiempo para garantizar extender la vida de quienes padecen el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

Tristán se infectó de VIH hace unos 18 años, cuando el mundo apenas empezaba a entender la magnitud del problema. “Mi esposo era hemofílico, adquirió el VIH por una transfusión de plasma y yo lo adquirí por tener relaciones sexuales con él y así lo adquirió mi hijo, quien murió”, explicó Tristán en entrevista con Notimex.

“El primero en caer fue mi hijo, quien se sentía mal, yo también me sentía mal, también mi esposo, pero uno no le presta atención a eso”, indicó Tristán con relación a los primeros síntomas de la enfermedad, como diarreas frecuentes, cansancio y ganglios inflamados. A los tres años edad, a inicios de la década de 1990, el hijo de Tristán cayó enfermo y por esa época le diagnosticaron la enfermedad y luego a su esposo.

“Mi hijo murió y la barriada quedó en shock y luego se muere mi esposo. Las personas del barrio empiezan con el morbo y la situación se complica. Tengo una tienda estilo chino (con venta de todo), pero se me vino a la quiebra, la gente dejó de comprar”, narró.

Con toda la discriminación, murmuraciones en contra y una hija -quien no está infectada- que mantener, Tristán cayó enferma en medio de la pobreza sin posibilidad de tener acceso a tratamientos, aunque luego pudo superar la situación.

“A Isabel, en la escuela los chicos no la querían porque era hija de una mamá con VIH”, rememoró la mujer.

Por ese tiempo, Tristán también tenía una tienda en la escuela del barrio, pero cuando la gente se enteró de que padecía VIH presionaron para que abandonara esa labor por temor a que sus hijos resultaran contagiados. “Hace mucho daño el que murmuren de ti y la gente no sepa de tu sufrimiento, de lo que has pasado en la vida”, sostiene.

Pero el peor día de su vida estaba por venir; no fue la fecha en que falleció su hijo y o su esposo, ni cuando le diagnosticaron el VIH, sino cuando fue expuesta por un grupo del centro de Salud de su barrio, al pedirle cuentas sobre su estado de salud.

“El personal de salud me destrozó. Al enterarse que tenía Sida me preguntaban que por qué no me atendía ahí, por qué tenía negocio y no tenía carnet de salud y si sabía que podía enfermar a otros”, añadió, al recordar que de alguna manera pudo aclarar su situación.

Pero la vida en el barrio de Tristán no ha sido fácil, con vecinos que siempre murmuran sobre su enfermedad y le cuentan de su caso a todo el que llegue por la zona, se queja Edith, sin contar las burlas de que es objeto de manera frecuente.

“En una ocasión algún señor pasó por mi casa, me echó un piropo y yo sin hacerle caso me metí a la casa y me dijo: ‘de qué te las das si eres sidosa’. De vez en cuando escucho que alguien grita ‘sidosa’, y sé que es conmigo”, refirió.

También se queja del doctor que la examinó por primera vez y la sometió a intensos interrogatorios, del sicólogo que al enterarse de s

You must be logged in to post a comment Login