Detienen a John Gotti Jr, hijo del ex jefe del clan mafioso de los Gambino

NUEVA YORK (AFP) – El hijo del ex padrino de una de las cinco grandes familias mafiosas de Nueva York, John Gotti Jr, fue arrestado este martes por el FBI y acusado de estar involucrado en tres homicidios.

Gotti, de 44 años, detenido de mañana por agentes federales en su mansión de Long Island, fue instruido de cargos por la tarde ante un tribunal en Nueva York, tras lo cual su abogado Charles Carnesi dijo que se declaraba inocente.

Elie Honig, fiscal adjunto del distrito sur de Nueva York, advirtió que los cargos que se le imputan por extorsión, narcotráfico y tres homicidios, perpetrados en 1988, 1990 y 1991, son pasibles de cadena perpetua.

“Esta inculpación resume una vida dedicada a la criminalidad”, dijo Honig. Carnesi rechazó la acusación y aseguró que su cliente “se mantuvo alejado del crimen organizado desde 1988”.

“Gotty desmiente absolutamente cualquier implicación en los tres homicidios”, insistió el defensor Carnesi, que pidió liberación bajo fianza pero le fue rechazada. La acusación formal se realizó en Tampa (Florida).

Junto a Gotti fueron inculpados, también en Florida, otros cinco individuos, por cargos vinculados a actividades mafiosas, varias de ellas en ese Estado, precisó en Tampa Steven Ibison, agente especial de la policía federal (FBI).

Los cinco integraban una empresa criminal vinculada a los Gambino. Estaba dirigida por John Alite, también inculpado, detenido en Brasil en noviembre de 2004 y extraditado en 2006.

Las actividades de los Gambino, según la fiscalía incluían todo el espectro habitual de la cofradía del silencio: asesinato, robo, secuestro, extorsión, juego, narcotráfico, robo y lavado de dinero.

Para asentar su autoridad basada en el miedo, los Gambino recurrían a “demostraciones públicas de violencia: intimidación con disparos, golpizas con bates de béisbol y asesinatos”, precisó.

Sus terrenos eran los tradicionales. Extorsión a restaurantes, bares, seguridad de locales y servicios de estacionamiento, así como la industria de la construcción, los sindicatos, el narcotráfico y el juego clandestino.

Gotti presuntamente dirigió intermitentemente el clan en los años 90 y ya fue juzgado tres veces por extorsión y otros cargos.

Fue absuelto por jurados que lo declararon inocente o que fueron inconcluyentes, aunque el epílogo de la pugna en Florida tal vez sea distinto.

“Va a ser una pelea por su vida”, dijo su abogado. Peter, hermano del acusado deploró la nueva acusación. “Esto no se termina nunca, dijo. Pero aseguró: “Está listo para dar la pelea otra vez”.

Su padre fue el último gran padrino de la mafia de Nueva York y dirigió el clan tras hacer asesinar a su ex jefe, Paul Castellano, en 1985.

Apodado el “Apuesto Don” y conocido por su histrionismo y su cuidada apariencia, Gotti padre fue condenado en 1992 a 77 años de cárcel, donde murió de cáncer en 2002.

Los cargos contra “Junior” incluyen el homicidio de un soldado de los Gambino que Gotti padre mandó matar en 1990 porque se negaba a reportarse. Su cuerpo apareció acribillado a balazos en un sedán Cadillac.

Junior asumió la cabeza de la Cosa Nostra en los años noventa, hasta que proclamó abandonar la sociedad del crimen, siendo reemplazado por otro padrino, John D’Amico, detenido en febrero pasado en una redada masiva del FBI.

Realizado simultáneamente en Sicilia y Nueva York, el operativo decapitó a la cúpula de los Gambino: junto a D’Amico marcharon tras las rejas su adjunto Domenico Cefalu y el “consigliere” Joseph Corozzo, así como otros 70 mafiosos.

A pesar de ese golpe espectacular, el FBI y los expertos del submundo criminal advirtieron que la mafia siempre logra reconstruir sus negocios ilícitos, que pasan a manos de otro padrino o cambian simplemente de familia.

You must be logged in to post a comment Login