Cinco perros clonados en Sudcorea por encargo comercial

Tokio.- Científicos surcoreanos de la empresa RNL Bio entregaron en Seúl su primer pedido de clonación comercial, cinco cachorros, nacidos de las células madre de la oreja de un perro pit bull fallecido en 1996.

El pedido, el primero de un centenar de perros clonados que han sido encargados a RNL Bio, fue solicitado por la estadunidense Bernann McKinney, quien pago 50 mil dólares para tener de nuevo a su perro Booger, menos de la mitad del costo real por ser clienta número uno.

La entrega de los cinco cachorros clonados por encargo comercial, llamados Booger Bernann, Booger Ra, Booger Lee, Booger Hong y Booger Park, fue hecha esta tarde en la capital surcoreana, según un reporte del diario Korea Times en su página en internet.

Los perritos nacieron la semana pasada, tras desarrollarse en los úteros de dos perras de los laboratorios de la empresa surcoreana, a las que se les implantaron las células de Booger.

“Para mí es un milagro, ahora puedo reír y sentirme viva de nuevo”, afirmó Mckinney, quien tuvo que vender su casa en la California para poder pagar la clonación de su perro Booger, muerto de cáncer en 2006 a los 12 años de edad.

En una conferencia de prensa para dar a conocer al mundo la primera clonación comercial, la profesora y guionista de cine, dijo que conservará sólo a tres de los perritos y que los otros dos los donará a discapacitados para que tengan un poco del amor de Booger.

La estadunidense, de 57 años de edad, destacó el enorme cariño que tenía a su mascota y recordó que le salvo la vida, cuando en una ocasión fue atacada por un perro mucho más grande que él, “aún así, Booger se enfrentó al agresor”.

McKinney relató cómo tras casi perder una mano en el ataque y sufrir seria lesiones en las piernas que la obligaron a depender por mucho tiempo de una silla de ruedas, Booger se dedicó a atenderla y ayudarla en todo lo que podía

“Booger empujaba la silla de ruedas, abría puertas y me quitaba los zapatos y los calcetines”, subrayó, tras aclarar que su perro nunca fue entrenado para ello.

Durante la presentación, el equipo presentó los resultados de los análisis de ADN hechos a los cinco cachorros, en los que demuestra que son clones al 100 por ciento del pit bull de Mckinney.

La clonación de los cachorros fue dirigida por el científico Lee Byeong-chun, colega de Hwang Woo-suk, el investigador surcoreano acusado en 2005 de fraude en sus exitosas investigaciones en la materia, al descubrirse que fueron inventadas.

Representantes de RNL Bio anunciaron que tiene planeado clonar comercialmente unos cien perros durante el 2009 a un precio de 150 mil dólares, tres veces más de lo que McKinney pagó por la clonación de Booger.

La empresa, pionera a nivel mundial en la clonación de animales, confía en que la mascotas clonadas se conviertan en un gran negocio y que sus costos sean “accesibles”, una vez que mejore la tecnología e investigaciones a nivel internacional en el área.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login