La solución a la obesidad no está solo en la dieta

NUEVA YORK, NY. (ConCiencia) – Hacer dieta puede ser para muchos la solución ideal para bajar de peso. Pero podría no ser la única. En el proceso de la pérdida de peso también se deben considerar ciertos aspectos psicológicos y de personalidad para lograr el éxito.

Según el doctor Stuart Fischer, médico internista en la ciudad de Nueva York y autor del libro The Park Avenue Diet, hacer dieta solamente no es la solución a los graves problemas de obesidad que afectan a la población estadounidense. Tampoco las leyes que prohibirían los establecimientos de comida rápida en ciertas ciudades, o la presión por la imagen perfecta fomentados por los medios del entretenimiento.

El problema está en la manera de pensar de las personas que sufren de sobrepeso u obesidad, a lo que Fischer se refiere como la mitología personal. “Son las cosas que nos decimos a nosotros mismos que hacen que tomemos malas decisiones en la alimentación”, dijo Fischer. Entre ellas se encuentran frases como “no importa cómo me vea, a las personas les interesa mi personalidad”.

Fischer aclara que el llamado para que las personas obesas bajen de peso no es debido a una cuestión de imagen, sino de salud. En los Estados Unidos, una de cada tres personas está son sobrepeso, siendo los latinos el grupo étnico más afectado, lo que los pone en mayor riesgo de contraer enfermedades relacionadas con la obesidad, como los problemas del corazón y la diabetes.

“Tienen que estar listos para empezar el compromiso [de perder peso]”, dijo Claudia González, dietista registrada en la Florida. “Todo está interconectado”. González se refiere al cambio de actitud que la persona debe adoptar para cambiar su vida.

“Al latino le falta tomar acción”, dijo González. Según ella, hay que hacer “borrón y cuenta nueva”, entendiendo la importancia de iniciar un estilo de vida saludable en este país, en lugar de solamente recordar el tipo de alimentación que gozaban en sus países de origen.

Entre los trabajadores latinos, por ejemplo, los factores precio y practicidad son fundamentales en el estilo de alimentación. Muchas veces tienen poco tiempo para comer durante las horas de trabajo, y los establecimientos de comida rápida son una fuente rápida y barata de comida. En este caso, la solución está en elegir lo más saludable disponible en el menú, como por ejemplo las ensaladas.

“Inclusive en la comida rápida se pueden hacer buenas elecciones”, dijo González. Entre las opciones más recomendadas se encuentran la leche baja en grasas, frutas y vegetales.

Uno de los métodos más importantes en la pérdida de peso es estar conciente de las calorías que se consumen, ya que cada producto cuenta. Un hombre adulto debe consumir unas 2 mil calorías diarias para sobrevivir, mientras que la mujer unas 1,800.

El ejercicio es también un arma poderosa para combatir el sobrepeso. Pero, para Fischer, hay que lograr también cambios internos antes de embarcarse en el proceso de bajar de peso.

“Creo que cuando las personas se enfocan solamente en el peso, no funciona”, dijo Fischer. “Los problemas se solucionan de diferentes maneras”, como por ejemplo cuidar la apariencia a través de la ropa y mejorar la seguridad y confianza personales.

La falta de estos factores explicaría por qué muchas de las personas que hacen dieta y pierden peso lo vuelven a recuperar. El bajar de peso no hará que una persona se vuelva exitosa profesionalmente, mejore su relación de pareja o se convierta en una artista de cine de la noche a la mañana. Esos cambios tienen que venir de la persona.

Entender esto, trazar metas reales y cambiar la manera de pensar respecto a la obesidad son parte vital de la solución. Después de todo, Fischer enfatiza que la causa principal de la obesidad es no poner a la salud como la prioridad número uno.

Para más información llame a la línea de Acceso Hispano al 1-800-473-3003.

You must be logged in to post a comment Login