Poca participación en plan de autodeportación

San Diego.- El plan que ofrece periodos de gracia para arreglar asuntos personales a indocumentados que se acojan a un programa de autodeportación, inició con poca participación, informaron el miércoles autoridades federales.

El oficial encargado del proyecto piloto en San Diego, Rob Baker, dijo que durante el primer día sólo cinco familiares de inmigrantes indocumentados que potencialmente se acogerían al programa buscaron información vía telefónica.

Sin embargo, ningún indocumentado con orden de deportación se presentó a entregarse voluntariamente a las instalaciones de la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE) en el centro de San Diego.

El programa inició en forma simultánea en cinco ciudades estadoundienses en San Diego y Santa Ana (California), Phoenix (Arizona), Chicago (Ilinois) y Charlotte (Carolina del Norte).

La directora nacional del ICE, Julie Myers, dijo previamente esperar que muchos de los 570 mil indocumentados que tienen órdenes de deportación se entregaran en esas cinco ciudades.

El proyecto es para indocumentados a quienes cortes de migración federales negaron permanencia en el país y les ordenaron abandonar Estados Unidos pero permanecieron desautorizados.

El programa excluye a los indocumentados que tienen antecedentes penales.

De acuerdo con la portavoz el ICE, en la región fronteriza de California con México, Lauren Mack, las autoridades concederían hasta 90 días a los inmigrantes que se acojan al plan antes de que concluya el próximo 22 de agosto.

El plan enfrentó diversas críticas, pero en realidad fue detallado únicamente hasta este 5 de agosto, cuando también comenzó a promoverse en medios de comunicación en español.

NOTIMEX
Poca participación en plan de autodeportación

San Diego.- El plan que ofrece periodos de gracia para arreglar asuntos personales a indocumentados que se acojan a un programa de autodeportación, inició con poca participación, informaron el miércoles autoridades federales.

El oficial encargado del proyecto piloto en San Diego, Rob Baker, dijo que durante el primer día sólo cinco familiares de inmigrantes indocumentados que potencialmente se acogerían al programa buscaron información vía telefónica.

Sin embargo, ningún indocumentado con orden de deportación se presentó a entregarse voluntariamente a las instalaciones de la Oficina de Aduanas e Inmigración (ICE) en el centro de San Diego.

El programa inició en forma simultánea en cinco ciudades estadoundienses en San Diego y Santa Ana (California), Phoenix (Arizona), Chicago (Ilinois) y Charlotte (Carolina del Norte).

La directora nacional del ICE, Julie Myers, dijo previamente esperar que muchos de los 570 mil indocumentados que tienen órdenes de deportación se entregaran en esas cinco ciudades.

El proyecto es para indocumentados a quienes cortes de migración federales negaron permanencia en el país y les ordenaron abandonar Estados Unidos pero permanecieron desautorizados.

El programa excluye a los indocumentados que tienen antecedentes penales.

De acuerdo con la portavoz el ICE, en la región fronteriza de California con México, Lauren Mack, las autoridades concederían hasta 90 días a los inmigrantes que se acojan al plan antes de que concluya el próximo 22 de agosto.

El plan enfrentó diversas críticas, pero en realidad fue detallado únicamente hasta este 5 de agosto, cuando también comenzó a promoverse en medios de comunicación en español.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login