Rusia: fue enterrado Solzhenitsin, la memoria viva del Gulag

MOSCÚ (AFP) – El Premio Nobel de Literatura Alexander Solzhenitsin fue enterrado el miércoles en el monasterio moscovita de Donskoi ante una multitud que lo despidió por última vez, entre ellos el presidente Dimitri Medvedev, que anunció que una calle de la capital llevará su nombre.

El célebre escritor, que pasó ocho años en los campos de concentración de Josef Stalin, antes de dedicar su vida a documentar los horrores del régimen, fue enterrado a la sombra de una capilla en una ceremonia transmitida en directo por la televisión nacional.

Solzhenitsin murió de una insuficiencia cardíaca aguda el domingo por la noche, a los 89 años. La familia del escritor, considerado como un disidente que contribuyó a minar el poder soviético, recibió numerosos mensajes de condolencias de rusos y de líderes de todo el mundo.

Cientos de personas lograron sobrepasar a las fuerzas de seguridad para formar parte del cortejo fúnebre. Su viuda, Natalia, que llevaba un velo negro, arrojó un puñado de tierra sobre el féretro mientras sacerdotes ortodoxos vestidos de blanco contemplaban la escena y los asistentes lloraban y se persignaban.

Tres salvas de honor fueron disparadas por soldados. A poca distancia, una simple cruz de madera ortodoxa de 1,5 metros de altura llevaba inscrito el nombre del escritor.

“Una de las calles de Moscú” llevará el nombre del Premio Nobel, decretó el presidente Dimitri Medvedev, que había interrumpido sus vacaciones para acudir al oficio religioso.

Solzhenitsin fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1970 y es conocido fundamentalmente por su monumental estudio sobre los campos de trabajos forzados, “Archipiélago Gulag”, así como por “Un día en la vida de Iván Denisovich” y “El primer círculo”.

Fue expulsado de la Unión Soviética en 1974, después de que las autoridades encontraron un manuscrito de “Archipiélago Gulag”. El último presidente de la Unión Soviética, Mijail Gorbachov, le devolvió la ciudadanía en 1990.

Después de vivir en Estados Unidos regresó a Rusia en 1994, en una emotiva peregrinación en tren a través de Siberia. Se retiró para dedicarse fundamentalmente a escribir y fue visto en pocas ocasiones durante sus últimos años.

“Sus ideas siguen vivas (…). Fue el padre o el hermano de todos los presos políticos”, declaró a la AFP durante el funeral Vitold Abankin, un poeta que fue prisionero político durante 12 años en la era soviética.

Hace cinco años, el mismo Solzhenitsin había elegido el lugar donde sería enterrado, en un cementerio donde muchas personalidades antisoviéticas fueron inhumadas. Para ello recibió la autorización del Patriarca Alexy II, indicó un responsable de la iglesia.

Antes de entrar a la iglesia, el alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov, que recibió a Solzhenitsin cuando éste regresó del exilio, en 1994, declaró: “Fue una de nuestras personalidades más fuertes, una persona única”.

You must be logged in to post a comment Login