Areneros expulsados de Fiesta Salvadoreña en Los Ángeles

La otra vez mencioné en una de mis columnas que el evento del Día del Salvadoreño en Estados Unidos no tiene tintes políticos, que el Santo Jefe El Salvador del Mundo que siempre acompaña este evento, no admite ese tipo de intromisiones entre sus fieles devotos.

Pero esta vez algún buen tropiezo debió haber sufrido el Jefazo en su trayecto, ya que en esta edición de 2008, casi se arma el “bonche” en esta bonita celebración.

No hay duda que este año la política, o el politiqueo barato mejor dicho, se traslada a las calles, y todo indica que estará presente en la mayoría de eventos donde se congreguen más de dos personas.

Cada voto cuenta y aquí nadie se puede dormir, hay que salir a la calle a pescar votos, y a promocionar los colores partidistas.

Esto es lo que pasó en Los Ángeles en la famosa Bajada de El Salvador del Mundo.

Se presentaron, como se ve en las imágenes, unos indecentes o inconscientes señores que iban vestidos con unos atuendos en donde se aprecia claramente una reconocida marca tricolor con una cruz en medio, que al parecer pertenece a la marca de un poderoso partido político salvadoreño.

Los organizadores de SANA, dijeron a los policías que atajaran a los señores en cuestión por que se trataba de un evento dedicado a “nuestra cultura y tradiciones”, no a un evento de “proselitismo político”.

Contradicciones de individuos y organizaciones, por que el invitado y plato fuerte de la tarde fue el propio Mauricio Funes, del partido FMLN, que no desaprovecha ni una, como debe ser en un candidato opositor, para arremeter contra la gestión del gobierno.

El postre fue la representante del estado de Maryland, Ana Sol Gutiérrez del partido demócrata, quien tiene una conexión saludable con el partido de izquierda en El Salvador.

Nada de malo hay en que se presenten candidatos presidenciales en un acto de masas, pero decir que el evento no tiene elementos de “proselitismo político” cuando se invita a un candidato presidencial de un partido político determinado, como mínimo, es incoherente, aunque el candidato no portara colores partidistas.

No los necesita, parece que a él le va mejor la lucidez del blanco neutral pues ya es habitual en sus atuendos delante de las masas.

Por otro lado hay que ver la prepotencia o la inconciencia de esos señores con las camisetas partidistas del tricolor y la cruz, sabiendo que el evento está organizado por SANA.

Se intentaron colar por la puerta grande, más que para asistir al evento como acto cultural, para buscar presas fáciles entre las masas y ya de paso espiar al candidato contrario.

SANA, que no es ninguna ingenua en esto, había dado instrucciones al sheriff encargado de la seguridad para que éste aplicara la normativa de “fiesta privada”, en un lugar público por el cual se había pagado, según SANA, un monto de dinero considerable a la ciudad de Los Ángeles.

Al final, los señores de los chalecos tricolor, se quedaron fuera de la fiesta sin su pesca.

A esa frustración se unía el mensaje del candidato del FMLN que desde el podium decía: “Este día hay que dedicárselo a todos esos verdaderos héroes que han cruzado la frontera sur de EE.UU.

… Por que allá en El Salvador no encontraron trabajos para ellos y sus familiares”, mientras la gente vitoreaba y aplaudía, sin distinguirse claramente si era a él personalmente o al partido que representa.

Fuente: http://[email protected]

You must be logged in to post a comment Login