Pablo Milanés canta en Cuba crítica a restricciones para viajar

LA HABANA (AFP) – Ovacionado por un teatro a reventar, Pablo Milanés, un trovador ícono de la revolución, cantó en La Habana letras críticas de su nuevo disco como la que toca, en solo tres estrofas, un nervio hipersensible de los cubanos: la emigración y las restricciones para viajar.

De pie, los más de 1.500 espectadores que acudieron la noche del miércoles al concierto en el Teatro Mella aplaudieron profusamente “Dos preguntas de un día”, uno de los diez temas de su reciente álbum “Regalo”.

“Mi hermano Jacinto, que vive en La Habana no sabe si su hija que tuvo una nieta que aún no ha conocido sabrá que su madre murió de repente: las autoridades no lo dejan salir”, versa la letra.

Una polémica pregunta es el estribillo: “¿Ha valido la pena? -pregunto- no sé… Â¿Ha valido la pena? -respondo- no sé”, resonó en el Teatro, ubicado en el céntrico barrio Vedado, de La Habana.

El asunto está a flor de piel en la población. La eliminación del permiso exigido por las autoridades para viajar, llamada “tarjeta blanca”, es una de las medidas más esperadas desde que hace seis meses asumió la presidencia Raúl Castro en sustitución de Fidel, enfermo desde hace dos años.

En favor de la abolición de ese requisito se han pronunciado desde la hija de Raúl, Mariela Castro; Silvio Rodríguez y otros artistas e intelectuales, hasta ciudadanos de a pie, pues en Cuba es muy común tener un familiar en el exterior.

“Pablito trata en esa canción un asunto que es desgarrador para nosotros, que nos llega hondo. ¡Imagínate tú!, casi todos tenemos un familiar o un amigo fuera y eso (tarjeta blanca) deberían quitarlo”, dijo a la AFP una entusiasta seguidora de Milanés, una gastroenteróloga de 47 años, al salir del concierto.

Pero Milanés, que contó con un coro de lujo, tres de sus hijas Haydée, Suylén y Lyn, también cantó para dejar claro su compromiso con la revolución: “Homenaje” (1981) la dedicó a los cinco agentes cubanos que purgan en Estados Unidos, desde hace una década, condenas de cadena perpetua acusados de espías.

“Un homenaje para tu ausencia lo llenas todo con tu presencia”, repite la canción para los llamados “cinco héroes”, que según el gobierno estadounidense espiaban a grupos anticastristas de Miami en prevención de “acciones de terrorismo”.

En “Regalo”, sostiene Pablo Milanés, busca llamar a la reflexión sobre “el amor y la vida”, pero también sobre “las contradicciones y convicciones” de la sociedad cubana.

Su disco, que salió a la venta a fines de 2007, incluye temas como “Suicidio” o “La libertad”. “Nada vale lo mismo que ayer. Hay cien motivos para no creer. Lo que ayer era una ilusión hoy se impone como una razón”, dice en la primera. “La libertad como todo en la vida, nació para morir”, reza la otra.

“Es un regalo para mí y para los demás, canciones de criterio, de pensamientos, que hacen circular la mente y me parece que en ese sentido es productivo para todos”, dijo el músico de 65 años, cuando lanzó el CD.

Acompañada de tres de sus alumnas, Ana María Vera, profesora de música de 50 años, comentaba extasiada a la salida del teatro: “Maravilloso, sigue siendo el mismo, pero con sus canciones actualizadas”.

“La situación de los problemas para viajar está siempre en boca de todos”, dijo a la AFP Vera, al referirse a las expectativas que creó Raúl Castro cuando levantó la prohibición a los cubanos de hospedarse en hoteles para turistas extranjeros o contratar telefonía celular.

Milanés, que fundó con Silvio Rodríguez la Nueva Trova, ha hablado de la necesidad de “cambios” en Cuba y cuestionado políticas de la revolución, que dice apoyar. Quiere morir en la isla y, por el momento, prepara con entusiasmo el mismo concierto para el 28 de agosto en la Tribuna Antimperialista.

You must be logged in to post a comment Login