Pobreza, hambre y VIH, círculo vicioso en América Latina, advierte programa de la ONU

MÉXICO (AFP) – En América Latina prevalece un círculo vicioso de pobreza, hambre y VIH con enfermos de sida que tienen acceso a medicamentos que valen miles de dólares pero que no tienen dinero para una buena alimentación que refuerce la efectividad del tratamiento, dijo el miércoles una especialista del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la ONU.

“Hay un ciclo de pobreza, hambre y VIH en América Latina, tenemos mucha gente viviendo con VIH en la región que está en condiciones de pobreza y que no tienen acceso a una dieta adecuada y eso impide un buen resultado de los tratamientos”, dijo a la prensa Jayne C. Adams, asesora regioal del PMA.

El PMA presentará este jueves en la XVII Conferencia Mundial sobre sida un informe sobre cómo el aumento del precio de los alimentos ha impactado a los portadores del VIH-sida, que requieren estar bien nutridos para un buen resultado en su tratamiento.

“La dieta, la nutrición es absolutamente clave para la persona que vive con VIH y que esta tomando antirretrovirales y busca una buena adherencia” (seguimiento del tratamiento), añadió la asesora del PMA.

“En los países en desarrollo (…) millones de personas que viven con VIH carecen de acceso a una alimentación adecuada y la nutrición básica para aprovechar al máximo los beneficios proporcionados por el tratamiento”, advierte el PMA.

Además explicó que los casos más críticos de personas viviendo con VIH-sida y desnutrición son Haití y los países centroamericanos, si bien en la mayoría de los países de la región, sobre todo en las zonas rurales, existe este círculo vicioso de pobreza-hambre-VIH.

El PMA trabaja en un programa de VIH en América Latina a través del cual brinda asesoría técnica a los gobiernos sobre la necesidad de procurar una correcta alimentación para los pacientes de VIH-sida y sólo en el caso de Haití hay una entrega directa de ayuda en alimentos.

Esta agencia de la ONU contempla iniciar antes de concluir 2008 una investigación en América Latina para determinar hasta qué punto los portadores son conscientes de la necesidad de una buena alimentación para lograr una buena adherencia a los tratamientos de antirretrovirales.

Según el último informe de ONUSIDA, en América Latina y el Caribe viven unos 2 millones de personas con VIH-sida.

You must be logged in to post a comment Login