Presenta gobierno de EU evidencias sobre ataques con ántrax

El gobierno federal estadunidense presentó el miércoles evidencias circunstanciales que en su opinión, prueban que el científico Bruce Ivins fue el responsable de los ataques con ántrax que sacudieron a Estados Unidos en 2001.

“Estamos seguros que el doctor Ivins fue la única persona responsable por los ataques”, sostuvo el fiscal federal Jeffrey Taylor en rueda de prensa, luego que el Departamento de Justicia hizo pública la evidencia circunstancial del caso.

Ivins, un renombrado científico con acceso a ántrax en el laboratorio de patógenos, y quien trabajaba en un laboratorio militar en Fort Detrick, en Maryland, se suicidó este martes, después de ser notificado que sería acusado por las autoridades.

Taylor sostuvo que las investigaciones mostraron que las esporas de ántrax enviadas en 2001 a las oficinas de los senadores Tom Daschle y Patrick Leahy, así como a medios de comunicación, eran genéticamente similares a las que Ivins tenía en su poder.

Aseguró que otra información circunstancial muestra que Ivins pasó mucho tiempo en su laboratorio antes de los ataques, tuvo un comportamiento inusual y dio declaraciones que parecían aceptación de culpabilidad.

Taylor reveló que Ivins envió además paquetes a través de oficinas de correo que se encontraban a kilómetros de distancia de su hogar, aledaño al Fuerte Detrick.

“Con base en toda esa investigación, estamos aquí convencidos firmemente que tenemos a la persona que cometió los ataques, y estamos confiados que si esto hubiera llegado a juicio, hubiéramos demostrado que es culpable más allá de toda duda razonable”, añadió Taylor.

Las evidencias fueron hechos publicas después que amigos y allegados a Ivins arrojaron dudas sobre la posibilidad de que el científico fuera responsable, por lo que el gobierno federal decidió hacer público el estado de la investigación.

Taylor sugirió que uno de los motivos de Ivins para enviar las cartas con ántrax, que en su momento provocaron un estado nacional de pánico, pudo ser que el gobierno decidió terminar el programa de vacunación para el ántrax.

El programa fue suspendido después de reportes de que el anticuerpo produjo enfermedades a soldados vacunados.

El gobierno federal cree que Ivins buscó crear un ambiente de temor generalizado conducente a la renovación del programa.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login