En la danza, el primer mundo es sólo una actitud mental: Rodolfo Maya. El coreógrafo ganador del Premio Nacional INBA-UAM estrena su másreciente obra “Panta Rei”.

México, 8 Ago (Notimex).- La danza, además de una expresión
artística, es una constante fuente de metáforas sobre la condición
humana, el cambio y lo efímero de ocupar una realidad en tres
dimensiones, señaló el coreógrafo Rodolfo Maya.

El término Panta Rei, utilizado como título para su más reciente
montaje, definía un concepto griego que se relacionaba con todo
aquello que es fuente de cambio.

En este sentido, Maya, quien en 1989 fue galardonado con el
Premio Nacional INBA-UAM, consideró que la danza y la cultura
mexicana van unidas históricamente en este perfil filosófico y
existencial.

“En nuestro país, el movimiento es una constante, por ello no se
ha dejado nunca de producir danza. De ahí la importancia de continuar
documentando el trabajo de coreógrafos y bailarines como una forma de
cimentar las futuras propuestas de nuevas generaciones de
intérpretes”, anotó.

La pieza dancística, que será estrenada este viernes 8 de agosto
en el Foro Los Talleres, ubicado en Coyoacán, es definida por Maya
como un ejercicio en el que el oficio de la composición de movimiento
se ejecuta de forma aleatoria en varias fases coreográficas.

“En la obra participan ocho bailarines con quienes hemos
realizado un exhaustivo trabajo de montaje, dejando al mismo tiempo
espacio para la improvisación. Tratamos al mismo tiempo de crear un
espectáculo orgánico con el que el público pudiera apreciar el
movimiento desde diversas perspectivas”, refirió.

Al respecto, explicó que el foro está concebido con las mismas
características de un harem, sin butacas y con muchos cojines para
que los asistentes se acomoden alrededor del escenario.

“Toda la coreografía está planeada para ser vista en cuatro
ángulos, quizá como una metáfora de que todo aquello que produce
cambio se gesta desde cualquier perspectiva”, anotó.

Reconocido como uno de los fundadores de los movimientos
dancísticos de los años 80 con su participación en agrupaciones como
Utopía, Rodolfo Maya vivió más de 10 años en Nueva York, donde
participó con algunas de las más importantes compañías.

Consideró que contrario al sueño recurrente de la mayoría de los
intérpretes de realizar una carrera en el extranjero, la calidad no
tiene patria y las condiciones a menudo son las mismas sin importar
el espacio geográfico.

Sigue

En la danza, el. dos. geográfico

“El llamado primer mundo es en realidad una actitud mental. En
México tenemos a intérpretes y coreógrafos que han aportado cosas muy
importantes a la danza internacional”, sostuvo.

Al respecto, recordó cuando en sus inicios compartió el
escenario con muchos de los fundadores de las compañías dancísticas
más sobresalientes.

“Puedo decir que en los años 80 en México la danza se manejaba
como una secta, los bailarines asemejábamos guerreros ninjas que
experimentábamos con cualquier técnica posible en los escenarios,
esto a menudo nos causaba daño físico, yo mismo llegué a fracturarme
en ese afán por buscar nuevas combinaciones de movimiento”, acotó.

Precisamente sobre esta conquista de las diferentes técnicas, el
creador expuso que los intérpretes jóvenes deben tener ante todo la
mente abierta para aplicar lo que mejor se adapta a su trabajo sin
dejarse impresionar por quienes dicen tener la verdad absoluta.

“Creo que la buena formación y la disciplina es muy importante,
pero hay que saber también los antecedentes de cada coreógrafo. Hay
algunos que por tomar un curso de tres meses en Nueva York regresan a
México afirmando que son los reyes del Release”, de ahí la
importancia de forjar un criterio propio y no casarse con una sola
corriente”.

“Panta Rei” se presenta hasta el 31 de agosto los viernes,
sábados y domingos en el Foro Los Talleres, ubicado en Francisco Sosa
29, en Coyoacán.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login