Estrella alemana de halterofilia buscará oro en honor a su fallecida esposa

PEKIN (AFP) – El recientemente convertido en ciudadano alemán, Matthias Steiner, espera coronarse como el hombre más fuerte del mundo en Pekín-2008 como un tributo a su esposa, que murió cuando el luchaba por convertirse en el número uno de los ránkings.

El “hércules teutón” de 1,83 metros y 140 kilogramos de peso sufrió una tragedia personal en julio de 2007 cuando su esposa Susan murió en un choque automovilístico a alta velocidad en Heidelberg, sólo dos años después del matrimonio.

“Tras su muerte el estaba muy triste. Pero ahora tiene un nuevo objetivo. Dice que hará esto por su desaparecida esposa”, dijo a la AFP el entrenador alemán Michael Vater.

Como el actual número uno en la categoría de más de 105 kilogramos, el viudo de 27 años de edad llegará a Pekín el lunes, a tiempo para su competencia del 19 de agosto, la más esperada en un torneo de halterofilia que inicia este sábado.

Si todo sale de acuerdo a lo planeado entonces la medalla de oro también será un temprano regalo de cumpleaños. Cumple 28 años un día después del cierre de los Juegos el 24 de agosto.

“El es el número uno, así que pienso que una medalla es posible”, agregó Vater. “Porque demostró en los campeonatos europeos de lo que es capaz y tiene una buena preparación, pienso que una medalla no será problema”.

Steiner nació en Austria y representó a su país en los Juegos de Atenas-2004, donde el joven halterófilo obtuvo un prometedor séptimo puesto.

Pero luego sobrevino una amarga disputa con la Federación de Halterofilia de Austria en 2005, año en que también se casó con Susan, una alemana. Así decidió solicitar la ciudadanía del país de su esposa.

Pero la disputa política hizo mella en su desarrollo, ya que no pudo competir internacionalmente en tanto se tramitaba su ciudadanía alemana.

Todo se solucionó finalmente en enero pasado, cuando recibió el pasaporte a tiempo para participar en los campeonatos europeos de Lignano, Italia, donde logró la mejor marca de la competencia en arranque, con 200 kilogramos.

También pudo con 246 kilogramos en envión, la tercera mejor marca del torneo, para un total de 446 kilogramos y el segundo puesto final.

Esa marca es 26 kilogramos menor que el récord de total impuesto por el iraní Hossein Rezazadeh en la categoría superpesados en Sydney-2000.

Una lesión hizo que el iraní decidiera faltar en Pekín, por lo que el camino estaría abierto para la obtención del título de hombre más fuerte del mundo.

El mundo estaba listo para ser conquistado por el nuevo ciudadano alemán y la pareja hizo planes para estar juntos en Pekín-2008.

Susan abrió una cuenta de banco con el fin de ahorrar para sus vuelos a China, pero no iba a poder ser.

Cuando Steiner recibió su ciudadanía alemana, su primera medida fue ir a visitar la tumba de su esposa. “Ella debía ser la primera en saberlo”, dijo.

Se espera que el principal rival del alemán en Pekín sea el ruso Evgeny Chigisev, el número dos en 2007. Uno que puede sorprender es el actual campeón del mundo, Viktors Scherbatihs de Letonia.

You must be logged in to post a comment Login