La cumbre de sida finaliza con impulso a la prevención y alerta sobre metas

MEXICO (AFP) – La XVII Conferencia Internacional sobre Sida finalizó este viernes en la Ciudad de México con una alerta ante la lejanía de las metas de acceso universal al tratamiento contra la enfermedad, previstas para 2010, y el compromiso de reforzar la prevención como método más eficaz para frenar la pandemia que afecta a 33 millones de personas.

“No estamos en el buen camino para cumplir las metas de acceso universal”, establecida en 2006 para 2010, lamentó el mexicano Luis Soto, uno de los copresidentes de la cumbre, durante la ceremonia de clausura de la cumbre que recibió a 22.000 participantes de 180 países.

“Aún duplicando el número de pacientes en tratamiento sería insuficiente para alcanzar la universalización”, subrayó a su vez el argentino Pedro Cahn, el otro copresidente del encuentro.

Ambos expertos se unieron a la advertencia de líderes como el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el ex presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, entre otros, lanzada durante el encuentro.

“Debemos obligar al liderazgo político para lograr esta meta, mantener la presión sobre el G8 para que cumpla sus compromisos de prevención y tratamientos universales para 2010 (…) el no cumplir es un delito contra los infectados, es un crimen contra la humanidad”, proclamó Julio Montaner, uno de los mayores expertos en el tema.

Este prestigioso especialista en VIH y nuevo presidente de la Sociedad Internacional de Sida, en sustitución de su compatriota Pedro Cahn, destacó el logro de que esta cumbre se desarrollara por primera vez en la región.

“América Latina ha sido históricamente olvidada en el tema del sida. Esta conferencia ha mejorado la situación y se lo agradezco en nombre de mis hermanos latinoamericanos”, concedió.

Durante los seis días de sesiones, para los asistentes quedó claro que la batalla inmediata pasa por reforzar la prevención en todos los frentes: a nivel científico y en las conductas sociales que facilitan la propagación del VIH, como la discriminación y la estigmatización.

La circuncisión y la idea del tratamiento antirretroviral se abrieron paso en la cumbre como métodos a seguir desarrollando como forma de prevención, sumados a los tradicionales del condón y la provisión de jeringas.

En el plano científico, estudios de expertos estadounidenses hechos en Africa subsahariana demostraron que la extirpación del prepucio reduce a la mitad el riesgo de ser infectado por el VIH.

La terapia antirretroviral como prevención también es una posibilidad que apenas empieza a ganar adeptos y en la Conferencia de México se convirtió en uno de los temas centrales de debate.

En base a un estudio que arrojó una disminución del 50% de contagios, Montaner, defendió la idea de que al aumentar la proporción de pacientes con VIH que están bajo tratamiento antirretroviral se disminuye sustancialmente la posibilidad de transmitir el virus.

En el acto de cierre, poco antes de la intervención del alcalde de la capital mexicana, Marcelo Ebrard, un grupo de mujeres indígenas y transexuales mexicanos interrumpieron durante diez minutos la clausura para recriminarle que en su ciudad, contrariamente a lo que se publicita, hay personas a las que no se les suministra tratamiento contra el VIH-sida.

El auditorio acabó abucheando a los manifestantes porque no dejaban hablar a Michel Kazatchkine, director del Fondo Mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y el paludismo, quien se centró en los aspectos positivos de la lucha contra la enfermedad.

“Más de dos millones de personas están tomando tratamientos en África y en América Latina son 400 mil. Las vidas se están salvando a una escala sin precedentes. Además, se ha demostrado que no hay resistencia alarmante al medicamento”, argumentó el funcionario francés.

Tras acabar su parlamento, otro grupo de manifestantes, en este caso africanos, accedieron al escenario para exigir ayudas para los portadores en materia de

You must be logged in to post a comment Login