Tulita Mendoza: una mujer con VIH en lucha contra la discriminación

Por José Luis Castillejos.

Lima.- Tula Mendoza es una seropositiva que ha decidido dedicar su vida a luchar contra la discriminación hacia las personas infectadas con el VIH y a “dar la cara” hasta el final contra ese flagelo que afecta en la actualidad a 80 mil peruanos.

“No sé si dormía con un enemigo silencioso o con mi esposo; hoy no hay vuelta que darle (.) Tengo VIH y lo que me reste de vida lo dedicaré a ayudar a otras personas”, aseguró Mendoza, una mujer dispuesta a luchar por su vida y por la de otros.

Asesora Comunitaria del Objetivo VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), madre de dos niños, viuda y con deseos de batallar hasta el final, Tulita expone sus conocimientos sobre la enfermedad a quien quiera escucharla, en la calle o en charlas.

Esa mujer llena de determinación es integrante de la organización no gubernamental “Miradas y Voces” y una de las más fuertes de las promotoras que han empezado a “dar la cara” frente a un problema que ya afecta a 80 mil peruanos.

Su mirada es tierna, amorosa, su voz cálida. Habla con fuerza, aunque por ratos musita y afirma que hasta que le quede un hálito de vida pregonará sus conocimientos, sus vivencias, sus dramas, las querencias por la gente y los deseos de luchar.

Conversó con Notimex en la calle Militar, frente a la Municipalidad de Lince, en esta capital, y sin temor a ser “mal vista” por una sociedad que los margina, utiliza un “polo” (playera) con la leyenda “Discriminar es absurdo. Así no se transmite el VIH”.

La playera blanca tiene tres pequeñas figuras con fondos rojo, azul y verde. En una de ellas, una pareja abrazándose; en la segunda, un niño besando a su madre, y en la tercera, las manos de dos personas tocándose.

Todas las noches, desde 1989 y hasta el año 2000, Tula Mendoza durmió con su esposo, cuyo nombre mantiene en reserva y al que describe como un “enemigo silencioso”, porque “fue él quien trajo el VIH a la casa”.

Y con él, el principio del fin. Hoy Tulita dedica sus esfuerzos a capacitar a profesionales, a jóvenes y mujeres del puerto capitalino de El Callao y, desde allí, se desplaza con el mismo objetivo a diversas calles de la húmeda y fría capital peruana.

“Callao es un territorio chico y la incidencia es más alta. A los jóvenes se les dan talleres de prevención. Los jovencitos tienen un desconocimiento atroz de cómo es la infección, ellos creen que eyaculando afuera evitan la enfermedad, pero no es cierto”, indicó.

La mujer forma parte de una asociación que trabaja para su comunidad. “Soy VIH positiva y he sido discriminada. Eso no nos gusta a las mujeres, menos cuando vamos al ginecólogo y somos menospreciadas”, dijo al indicar que no le gusta exponer su vida en la prensa.

Tula Mendoza dice que es como cualquier otra persona y añade: “no vamos a infectar más, pero hay médicos que nos discriminan. Queremos una atención con calidad y calidez no diferenciada”.

“Yo adquirí el problema por mi pareja que falleció en el año 2000. Tengo ocho años de diagnóstico, pero todavía no tomo tratamiento retroviral, porque tengo buena calidad de vida”, comentó sin perder la sonrisa.

Esta situación, aseguró, le ha llevado a ver las cosas de distinta manera, ya que ha adquirido, a golpe de las circunstancias, conocimiento sobre el tema.

Indicó que otras personas con el mal la han ayudado mucho, al igual que las instituciones que financian talleres y le entregan materiales para hacer manualidades y vender sus productos.

En su caso, dijo, ha sido capacitada por Care Perú, una organización internacional de desarrollo que trabaja sobre la prevención y control de enfermedades infecciosas emergentes, VIH/Sida y tuberculosis, en asociación con el sector salud y la sociedad civil.

Para Tulita Mendoza un problema grave en Perú es que las autoridades se han olvidado de las madres de familia, a quienes les cobran por los diagnósticos del VIH/SIDA, mientras que a las prostitutas les regalan el tratamiento.

Consideró que si la prueba del VIH fuera gr

You must be logged in to post a comment Login