Advierten sobre “africanización” de epidemia del VIH-Sida en Panamá

Por Isaí Angeles.

Panamá.- La falta de campañas permanentes sobre los peligros del VIH-Sida, aunado a una reducida concientización del problema, tienen a Panamá en camino a un fenómeno similar al que ocurrió en Africa, donde la enfermedad se convirtió en grave epidemia.

“Si no hacemos nada, aquí vamos a llegar a como estuvo Africa hace unos 20 años”, dijo a Notimex la directora del Programa Nacional de VIH-Sida del Ministerio de Salud de Panamá, Yira Ibarra.

Para la funcionaria, el país necesita de constantes campañas de prevención y la participación de líderes sociales para advertir sobre los peligros del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) y su consecuencia, el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida).

En el país canalero, el primer caso de la enfermedad fue detectado en 1984, hasta registrar nueve mil 14 casos en la actualidad, con un total de seis mil 223 fallecimientos, aunque se estima que miles de panameños portan el VIH sin saberlo.

Las cifras oficiales señalan que Panamá tiene una prevalencia de 0.9 por ciento respecto al total de su población, uno de los países mas afectados de la región, aunque desde hace unos cinco años se registran los mismos índices de infección.

“Somos muy poquitos para tener tanta gente infectada por VIH-Sida”, manifestó Ibarra.

De acuerdo con los indicadores, el mayor número de infectados se encuentra entre los 15 y los 60 años de edad, con una relación de una mujer por cada tres hombres portadores, aunque hace varios años la relación era más alta.

Uno de los problemas de este país es la carencia de estadísticas profundas sobre el VIH-Sida para identificar con detenimiento a la población vulnerable, conocer cuál es la tasa de infección real y para hacer pruebas masivas gratuitas.

“Estamos haciendo campañas y todo lo que podemos, para hacer que la gente tome conciencia, se haga las pruebas rápidas y las pruebas confirmatorias para que en caso de ser seropositiva pueda acudir a terapias”, señaló Ibarra.

Las relaciones heterosexuales se mantienen como la principal vía de contagio (con un 52 por ciento), seguido de contactos homosexuales, por transfusiones de sangre y durante la gestación.

Las más recientes estrategias de las autoridades panameñas están enfocadas en trabajar en grupos específicos, como mujeres embarazadas y trabajadores sexuales, con miras a prevenir la enfermedad.

En el caso de las sexoservidoras y homosexuales -“grupos puente para la población en general”- se da atención para concientizarlos sobre la necesidad de que se hagan la prueba y en caso de resultar positiva, se les da atención, medicamentos y la terapia gratuita.

Ibarra hizo énfasis en la necesidad de diseñar efectivas campañas de prevención con el fin de evitar males futuros.

“A la larga va a seguir la gente enfermándose y no va a haber dinero que pueda cubrir esos gastos; ya entendimos que la prevención es la respuesta”, mencionó la funcionaria, quien llamó a todos los sectores sociales a involucrarse.

“La prevención es lo único que puede realmente parar la infección”, agregó Ibarra.

Hasta ahora las campañas han estado dirigidas a mujeres embarazadas o se realizan en épocas puntuales como los carnavales, “pero la gente no tiene presente que siempre puede ser una víctima si no utiliza métodos de prevención”.

Próximos programas del gobierno contemplan introducir el tema de los riesgos en los programas educativos, desde la etapa primaria y media “para que los jóvenes tengan las herramientas necesarias y puedan tomar las decisiones correctas”.

“A veces los gobiernos no tenemos esa visión de que debemos comenzar a invertir en prevención”, admitió la funcionaria.

Entre otras iniciativas a ejecutar figuran la impresión masiva de panfletos y la colocación gratuita de preservativos en bares, salas de masaje y casinos –”donde hay mucho comercial sexual”- con miras a incidir en la población más vulnerable, apuntó.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login