.Detienen a vendedor de obra falsa de Joaquín Sorolla.

México, 9 Ago (Notimex).- La policía de Valencia, España, detuvo
en Valencia a un sujeto por vender cuatro cuadros falsos de los
reconocidos pintores Cecilio Pla, Ignacio Pinazo y Joaquín Sorolla,
artista plástico quien murió el 10 de agosto de 1923.

La detención se produjo los últimos días de julio y las
autoridades explicaron que se trata de un hombre de 65 años, quien
vendió dos cuadros de Sorolla, uno de Pla y otro de Pinazo, así como
otro de un autor aún no reconocido, por 19 mil 50 euros.

Tras la realización de estudios que revelaron la falsedad de las
obras, la policía detuvo a quien es un vendedor de cuadros que monta
su negocio todos los domingos en el rastro de Valencia desde hace
unos 30 años.

El pintor español Joaquín Sorolla y Bastida, fiel representante
del luminismo, afamado porque en su obra logró reproducir de forma
única la belleza de los paisajes del Mediterráneo, nació en el seno
de una familia modesta el 27 de febrero de 1863 en Valencia.

Quedó huérfano a causa de una epidemia de cólera que atacó la
región, por lo que su tía Isabel y su esposo se hicieron cargo de él
y de su hermana Concha.

Pasados los años, intentaron en vano enseñarle el oficio de la
cerrajería, pero pronto adviertieron que su verdadera vocación era la
pintura. Entonces lo inscribieron a clases con el escultor Cayetano
Capuz y el pintor José Estruch, en la Escuela de Artesanos.

En dicho plantel permaneció tres años, tiempo durante el cual
realizó varios progresos, dada la facilidad que tenía para dibujar y
pintar.

En 1879 ingresó a la Escuela Superior de Bellas Artes de San
Carlos, a la par que trabajaba en el taller de su tío. Una visita al
Museo del Prado provocó su admiración por Velázquez, Ribera y El
Greco, a quienes se encargó de estudiar a profundidad.

Fue en la Academia de San Carlos donde conoció a otro alumno,
Juan Antonio García, hermano de quien más tarde acabaría siendo su
esposa, Clotilde García.

En 1880 consiguió una Medalla de Plata por su obra “Moro
acechando la ocasión de su venganza”, en la exposición de la sociedad
El Iris.

Comenzó a enviar sus obras a concursos provinciales y
exposiciones nacionales de bellas artes, como la de Madrid, en mayo
de 1881, donde presentó tres marinas valencianas que no obtuvieron
reconocimientos, a pesar de su belleza, pues no encajaban con la
temática oficial del concurso.

Sigue

Detienen a vendedor. dos. concurso

Fue en 1881, en la Exposición Nacional, que obtuvo la segunda
medalla con la pintura “El dos de mayo”, obra melodramática y oscura
hecha expresamente para la muestra.

Otro logro en su carrera ocurrió en 1885, cuando obtuvo una
pensión para estudiar en Roma, gracias a su obra “El crit del
Pelleter”. De esta manera viajó a la capital italiana, donde, a la
vez que trabajaba, conoció el arte clásico y renacentista, así como
los grandes museos y a otros artistas.

En ese mismo año viajó a París con su amigo, el pintor Pedro
Gil. Vivió de cerca la pintura impresionista que posteriormente
influiría en su obra. De regreso a Roma pintó el cuadro religioso “El
entierro de Cristo”, con el que fracasó rotundamente.

Contrajo matrimonio en 1888 con Clotilde García, con quien
procreó tres hijos. Vivieron un año más en Italia y después se
instalaron en Madrid, donde logró fama con sus retratos.

En 1894 regresó a París, donde conoció el luminismo, que
marcaría su obra posterior. Comenzó a pintar al aire libre, dominando
con maestría la luz y combinándola con escenas cotidianas y
paisajísticas de la vida mediterránea.

La fama internacional llegó con las exposiciones de París (1906)
y Nueva York (1909), en las que alcanzó un importante éxito de ventas
y de crítica. Por aquel entonces Valencia lo nombró Hijo Predilecto y
Meritorio.

Su estilo luminista es admirado por todos. La luz valenciana, la
gente del pueblo y sus actividades protagonizan sus cuadros, en los
que la claridad y el color son los elementos p

You must be logged in to post a comment Login