Llama cardenal de Honduras a construir nuevo humanismo en la región

Panamá.- El cardenal hondureño Oscar Andrés Rodríguez llamó el viernes a construir un nuevo humanismo en América Latina y reformular la democracia electoral que “genera excluidos y hambre”, al recibir un doctorado honoris causa de la Universidad de Panamá.

América latina es “un territorio evangelizado que no ha logrado -por desgracia- establecer relaciones de fraternidad, solidaridad, convivencia y amor al prójimo con los nuestros”, externó Rodríguez al recibir el reconocimiento.

“El cristianismo es el único sistema que no ha fracasado porque es el único que no ha sido aplicado; quizás el aporte de América Latina sea comenzar a hacerlo posible”, dijo el arzobispo de Tegucigalpa luego de recibir el galardón.

El rector de la estatal universidad panameña, Gustavo García de Paredes, entregó al religioso el doctorado honoris causa “por su incansable labor en pro de la justicia social”.

El prelado indicó que es necesario que América Latina, tras más 500 años de evangelización, encuentre un “nuevo humanismo” porque el antiguo “murió de exceso de teoría y poca práctica”.

“No hemos logrado en 500 años de evangelización crear el camino claro de que el cristianismo es una buena nueva”, reconoció el líder católico.

En América Latina “hay ciudadanos de primera, segunda y tercera categoría y es posible caer a ser excluido o extracomunitario como nos llaman los europeos”, indicó Rodríguez.

Llamó también a atender la deuda social porque desaparecida la exclusión por color surge ahora la “xenofobia económica que pregunta si los migrantes o excluidos son tan humanos como nosotros”.

El cardenal criticó además a la Unión Europea por poner restricciones a los migrantes indocumentados.

El arzobispo de Tegucigalpa indicó que la región más rica del mundo está habitada por la mayor de las pobrezas además de ser una zona “donde los ricos son cada vez más ricos y los pobres se convierten en indigentes, mendigos, excluidos y luego en migrantes”.

“En América Latina estamos humanamente mal, no a causa de Estados Unidos y los europeos, sino porque el evangelio no ha logrado que la semilla sembrada produzca un árbol que de buenos frutos”, explicó.

Planteó la necesidad de profundizar la democracia porque “nos quedamos en una dudosa democracia electoral, una democracia que genera excluidos y hambre y perdida de valores”.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login