Restauran integralmente los retablos de iglesia de Tepotzotlán.

México, 9 Ago (Notimex).- Con un gasto de más seis millones de
pesos, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)
realiza la restauración de 13 retablos del Museo Nacional del
Virreinato (MNV) en Tepotzotlán, Estado de México, considerados una
de las obras más importantes del barroco mexicano.

Los trabajos de restauración, iniciados desde hace seis años,
fueron divididos en tres etapas. Actualmente los especialistas están
enfocados a los retablos de la nave, uno de ellos dedicado a la
Virgen de la Luz, devoción promovida por los jesuitas de Nueva
España, y otro dedicado a San José.

En un comunicado, el INAH informó que a lo largo de estos seis
años la dependencia, junto con la Asociación de Amigos del MNV y el
gobierno del Estado de México, han erogado más de seis millones de
pesos en este programa, que se prevé concluir en marzo de 2009.

El proyecto, en el cual trabajan 13 especialistas, inició con la
intervención de los tres retablos del presbiterio, de los cuales el
más importante es el central, por sus dimensiones y por estar
dedicado al patrono del antiguo colegio: San Francisco Javier.

Lo acompañan San Juan Bautista y San José con el Niño Jesús a su
lado. En la parte superior se encuentran las esculturas de la
Inmaculada Concepción y a los lados sus padres, Santa Ana y San
Joaquín, presididos por Dios Padre.

La segunda etapa se enfocó a los retablos del crucero, el más
importante de los cuales está dedicado a la Virgen de Guadalupe. En
esta obra se observan, además, Santa Catalina de Alejandría y Santa
Bárbara en el remate, mientras que en el cuerpo inferior está San
Isidro Labrador y San Fandilas.

Los retablos de Tepotzotlán se caracterizan por pertenecer al
barroco estípite del siglo XVIII, estilo que en España se denomina
churrigueresco, y que tuvo su máximo esplendor en México. Fueron
tallados en madera de cedro blanco y cubiertos con hojas de oro,
conformados por un gran cuerpo y remate.

De acuerdo con Mónica Martí, investigadora del INAH, este tipo
de arte es ascendente, es decir, a la gente la invita siempre a
voltear hacia arriba y ver la obra en conjunto, como un todo.

Lo anterior, porque en el barroco a las manifestaciones
artísticas no se les podía entender por separado, sino como parte de
una gran obra que incide emocionalmente en el ser humano. La mayor
parte de los retablos y pinturas murales que se encuentran en el
lugar fueron realizados por Miguel Cabrera, que además de pintor era
escultor.

Sigue

Restauran integralmente. dos. escultor

Cuando se inauguró el MNV, en 1964, los retablos fueron
restaurados de una manera empírica, pues entonces no había una
escuela especializada, sin embargo, las piezas se conservaron en
condición aceptable.

No obstante, para la presente intervención se realizó un
levantamiento arquitectónico y diagnóstico de los distintos estratos
y esculturas que conforman los retablos para saber qué técnicas
tendrían que utilizarse para su mantenimiento.

Entonces se decidió consolidar las piezas, suplantar las hojas de
oro falso que tenían en algunas áreas y trabajar en la policromía de
todo el retablo, para lo cual se hicieron varias pruebas químicas.

Después de este trabajo, se eliminó la pintura que quitaba
originalidad a las piezas y se siguió con la limpieza de las
esculturas para que recobraran su brillo original, que en el siglo
XVII era dado por la hiel del buey y ahora es proporcionado por otro
tipo de sistema.

El proyecto, en el que trabajan jóvenes egresados de la Escuela
Nacional de Conservación, Restauración y Museografía, incluye el
cambio del oro de los retablos, procedimiento delicado por lo delgado
de las hojas de reemplazo que se realiza con técnicas europeas.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login