Se estrena a nivel mundial en Oaxaca cuarteto de Haydn.

Por Manuel Bello Hernández Enviado

Oaxaca, 9 Ago (Notimex).- La hora estaba marcada y el plazo se
cumplió para que el Cuarteto Latinoamericano, acompañado de un grupo
de músicos amigos, estrenara a nivel mundial, aquí anoche, el
“Cuarteto op. 17 no. 6”, de Franz Joseph Haydn (1732-1809).

En un concierto titulado “Latino & Friends”, los músicos Saúl,
Aarón (violines) y Alvaro Bitrán (violonchelo), así como Javier
Montiel (viola), acompañados por Manfred Preis (clarinete), Klaus
Stoll (contrabajo) y Duane Cochran (piano), interpretaron además una
pieza en homenaje al compositor, organista y ornitólogo francés
Olivier Messiaen (1908-1992), en el centenario de su nacimiento.

La ejecución con la que el festival Instrumento Oaxaca 2008
entró en su recta final, creó tal expectación que el Teatro Macedonio
Alcalá registró un lleno.

Tras permanecer varios años encerrada en un monasterio en
Habsburgo, Austria, el tesoro musical que el investigador canadiense
Cliff Eisen encontró es una pieza del periodo clásico para dos
violines y violoncello que se compone de cuatro movimientos: Presto,
Minuet y trío, Largo y Finale (allegro).

El documento descubierto por el especialista en la vida y obra
de Wolfgang Amadeus Mozart tiene anotaciones del propio Genio de
Salzburgo que propone cambios de dinámica y matices, como sonidos
altos, bajos y gradualmente bajos.

Cabe mencionar que en el concierto de estreno, uno de los
violinistas equivocó su interpretación, lo que provocó que el último
movimiento se tuviera que repetir.

El programa musical incluyó el escalofriante y conmovedor
“Cuarteto para el fin de los tiempos”, pieza de Messiaen (1908-1992)
para clarinete, piano, violín y violoncello, misma que presentó un
alto grado de complejidad y concentración.

Destacó la participación del clarinetista Manfred Preis, quien
tuvo una excelente interpretación en por lo menos cuatro de los ocho
movimientos que la componen, lo que provocó asombro entre el público
presente, que al final le reconoció con una gran ovación.

La música de Messiaen es rítmicamente compleja y se basa
armónica y melódicamente en los modos de transposición limitada, que
fueron una innovación del propio Messiaen.

Muchas de sus composiciones representan lo que él llamó “los
aspectos maravillosos de la fe”, mostrando su inquebrantable
catolicismo.

En la segunda mitad fue ejecutado el “Quinteto con contrabajo”,
una pieza de quien fuera uno de los grandes compositores de la
segunda mitad del siglo XIX, Atonín Dvorák (1841-1904), con la cual
concluyó la penúltima noche de recitales de Instrumenta Verano 2008.

Posteriormente, el Zócalo de esta ciudad se vistió de fiesta con
el “Concierto Extraordinario”, en el cual al compás de la tuba,
trombones, corno y trompetas alumnos de los talleres de este
encuentro académico-musical deleitaron a decenas de personas en un
ambiente muy característico de Oaxaca.

Bajo la dirección del estadounidense Timothy Mckeown, los
jóvenes dieron cuenta de lo aprendido en los talleres en que han
participado y lo compartieron con un público que quedó encantado por
su gran calidad interpretativa.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login