Enfermos de Sida dan testimonio de lucha contra discriminación

Por Serafín Soto.

Asunción.- El Sida es una enfermedad mortal que avanza en Paraguay, dejando a su paso una estela de testimonios de vida que dan cuenta del profundo drama humano que se esconde detrás de cada caso y de la discriminación que aún genera en la sociedad.

Melanio Duré se atrevió a contar su caso a Notimex, a cambio de mantener oculta su verdadera identidad, con el fin de crear conciencia respecto a los peligros que conllevan las transfusiones de sangre cuando el servicio no se efectúa con el debido cuidado.

Explicó que contrajo el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), causante del Sida, a través de su fallecida esposa, que antes de perder la vida también transmitió el mal a su bebé recién nacido, lo que representó todo un drama para su familia.

“Mi mujer tuvo un embarazo muy complicado, en una ocasión quedó anémica y necesitó transfusión, que le hicieron en un hospital de pobres, aquí en Asunción, por nuestra condición de gente humilde que no tiene muchos recursos para recurrir a medicina cara”, relató.

Duré señaló que su hijo nació poco después “aparentemente sano”, pero su esposa “quedó con las defensas muy debilitadas, y a los dos meses murió. Había contraído el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (Sida) y nadie se enteró hasta pocos días antes de su deceso, a través de un análisis”.

Con la voz quebrada, comentó que “cuando me enteré, casi me muero yo antes, hasta quise suicidarme, tuve pensamientos de todo tipo, acudí a un consejero espiritual, a un psicólogo (.) dudé de mi esposa injustamente, pero me perdonó antes de irse”.

Tras reponerse del “shock” que representó la noticia, Duré se abocó a la lucha de conocer la verdad sobre la forma cómo su esposa contrajo la enfermedad y determinar las responsabilidades del caso.

“Yo no me metía con nadie más que con mi señora, y resultó que la sangre que le inyectaron estaba infectada”, detalló el padre de familia, que decidió llevar su caso a la justicia con el apoyo de un abogado “desinteresado que no me cobra honorarios”.

Duré, de esta forma, inició un intrincado proceso judicial y aseguró que desea llegar “hasta las últimas instancias” para sentar un precedente, aunque no tiene certeza de que alcance a estar vivo para el fallo final, debido a lo avanzado de su enfermedad.

En la actualidad, Duré está internado en un hospital capitalino en fase terminal, mientras su pequeño hijo fue recibido por un centro que acoge menores portadores de VIH o huérfanos de padres fallecidos por el Sida, donde espera una familia que lo adopte.

Carlos Pérez es otro triste ejemplo del drama del Sida en Paraguay, pues la enfermedad dio al traste con los sueños de este joven provinciano que viajó a Asunción en busca de mejores alternativas de estudio y trabajo, para formar un hogar y vivir de forma honesta.

“Me arriesgué, vine a Asunción y conocí a gente, la mayoría varones, era tímido para encarar con mujeres, me enamoré de un muchacho y fracasé, un día fui al médico por un pequeño malestar y resultó que era portador de Sida”, relató Pérez.

Desde su lecho en el Hospital Lacimet, nosocomio estatal para personas con VIH, este joven enfermo reconoció que tras enterarse de su estado entró en una profunda depresión, pues se le hizo insoportable “pensar que la vida se me iba”.

A su padecimiento se agregó el drama que significó para él en un primer momento ocultar su condición de enfermo, debido a que no se atrevía a confesar el problema a sus allegados, por miedo a la discriminación social.

“Este mal nos discrimina mucho, la sociedad se resiste a aceptarnos, hasta pensé en suicidarme, pero ello sólo acarrearía sufrimiento a mis queridos padres que no se merecían. Dios me tocó de cerca y no lo hice. Ahora estoy mal y sólo espero su designio”, enfatizó.

Ante esta dramática situación, la Iglesia Católica en Paraguay ha asumido un papel de “contención” para asistir a las víctimas del Sida, aunque desde el púlpito persiste en mostrarse contraria a algunos métodos de prevención, como el uso

You must be logged in to post a comment Login