Muere otra campesina mexicana por insolación en California

Los Angeles.- María de Jesús Alvarez, de 63 años, se convirtió esta semana en la segunda campesina mexicana muerta este verano por insolación en un campo de cultivo de California, y su caso es el duodécimo en cuatro años entre agricultores mexicanos.

Voceros del Sindicato de Trabajadores Agrícolas (UFW por sus siglas en inglés), la mayor central campesina de Estados Unidos, precisaron que de 2004 a la fecha han perecido 12 campesinos por calor en los cultivos, de los cuales seis han muerto entre mayo y agosto últimos.

Alvarez es la segunda mujer víctima de las altas temperaturas, tras el deceso de la oaxaqueña de 17 años María Isabel Vázquez Jiménez, quien tenía dos meses de embarazo, agregó el UFW.

La mujer, dedicada toda su vida a la recolección, trabajaba en la cosecha de uva en los viñedos Anthony de Bakersfield, una comunidad agrícola en California central, donde laboran más de un centenar de jornaleros sin protección ni capacitación para enfrentar el calor.

Alvarez empezó a sentirse mal el 14 de julio y abandonó su trabajo, fue hospitalizada y falleció el 2 de agosto.

Sus funerales se efectuarán del 10 al 11 de agosto en Coachella y Meca, California.

Este año, han perecido Abdón Félix García (9 de julio) en los viñedos Sunview, en Delano; Ramiro Carrillo Rodríguez (10 de julio) en el empaque Sun Valley en Reedley; y José Macareno Hernández, (20 de junio), de 64 años, en Santa María, mientras recolectaba calabacitas en un terreno de Sunrise.

La lista incluye también a Rodolfo Valladares y David Vraggs (26 de julio), y Jorge Herrera (31 de julio), fallecido en Bakersfield, tres semanas después de colapsar en los viñedos Vignolo.

El recuento de decesos del sindicato agrícola en los años anteriores incluye el de Eladio Hernández (9 de mayo de 2007), Richard Helmuth (27 de julio del mismo año).

En el verano de 2005, murieron Salud Zamudio Rodríguez, Ramón Hernández, Agustín Gudiño y Constantino Cruz Hernández. En 2004, Asunción Valdivia.

El común denominador han sido los pobres sueldos, jornadas de trabajo de por lo menos nueve horas consecutivas sin descanso a unos 45 grados centígrados, en temporadas sin lluvias.

En 2005, el gobernador Arnold Schwarzenegger puso en marcha fuertes regulaciones para obligar a contratistas y agricultores a proporcionarles agua y sombra a los campesinos, a fin de evitar las muertes en los campos, sin que las reglas se hayan cumplido.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login