Destaca Fernández Granados vitalidad que tiene la poesía.

* Es un género literario no se elige a voluntad, reconoce.

* El autor presentará dos libros en esta capital.

Por Lidia Chío Durán

México, 11 Ago (Notimex).- El poeta mexicano Jorge Fernández
Granados, quien próximamente representará a México en festivales de
Macedonia y Colombia, aseguró que la poesía se lee y se conserva en
el mundo aunque no sean tan abundantes los encuentros de este tipo,
debido a su carácter vital y auténtico.

Entrevistado por Notimex en víspera de la presentación de sus
libros “Los fantasmas del palacio de los azulejos” y “Principio de
incertidumbre”, este martes en la Casa Refugio Citlaltépetl, de esta
ciudad, Fernández recordó que el género literario no es algo que se
elige voluntariamente, sino “algo que se aviene a la personalidad de
cada uno”.

A él, señaló, le gustó la poesía porque es un género sintético,
breve, concentrado, que no se presta a discurrir ni a representar, ni
a irse por las ramas, tiende a buscar un punto central, lo que la
hace vital.

“Otro género que me atrae es el aforismo (texto de sólo dos o
tres líneas), esas formas breves de un discurso me agradan, pues
tiene que ver con mi manera de ser”, consideró.

Comentó que generalmente su obra poética es autobiográfica, “es
el trayecto de mi vida y una serie de experiencias que me han
convertido en la persona que soy, que van de lo individual a lo
colectivo”.

En “Principio de incertidumbre”, por ejemplo, retomo el tema de
la ciencia, de la física contemporánea y la ciencia en general porque
nos enseñan sobre el mundo en que vivimos, “éste no puede dejar
indiferente a ningún artista, pues ha cambiado nuestra concepción del
tiempo, espacio, identidad y hasta la genética, apuntó el vate.

Según él, las teorías de la física cuántica nos deberían enseñar
a ser humildes sobre nuestra necesidad de tener grandes verdades “y
todo eso en términos literarios me llevó a trabajar en este libro”.

Respecto al volumen “Los fantasmas del palacio de los azulejos”,
el autor comentó que “no hay nadie que esté vivo que no se deba a los
muertos, somos una forma hecha de formas desaparecidas y a su vez el
origen de formas que no han nacido”, tal como lo expresa su poema “El
aprendiz”.

Sigue.

Destaca Fernández/dos/El aprendiz.

Al referirse al traductor de su obra, el estadounidense John
Oliver Simon, comentó que el trabajo del poeta es un puente entre la
cultura anglosajona estadounidense y la cultura hispánica
latinoamericana, es una obra de generosidad, una labor entrañable,
porque sus poemas son traducidos por otro poeta”.

“Tengo la mejor opinión sobre el trabajo de John Oliver Simon,
estoy agradecido por la afinidad y las razones para traducir estos
poemas al inglés”, destacó Fernández.

Por separado, Oliver señaló también a Notimex que lleva más de
50 años escribiendo poesía. Empezó a los 14 años y a los 39 se
enamoró del español.”fue como un sentimiento de solidaridad
geopolítica”.

“Me di cuenta que mi país está metido hasta las cachas en
Latinoamérica y yo quería estar más consciente del continente en que
vivimos. Soy viajero por vocación, a todos nos toca ser habitantes,
viajeros o turistas, es mejor ser viajero que turista”, consideró.

“Estuve en 10 países viajando y empecé a transcribir poemas de
ocho versos de la obra de Fernández Granados, fueron como notas de
viajero”, relató Oliver, quien para entender el lugar donde vive
consideró pertinente conocer el México antiguo, profundo, de dónde
vienen los nombre de lugares en California como: San Francisco.

Y descubrió que los mexicanos son tan generosos que en poco
tiempo iba ampliando sus traducciones y haciendo amistades de muchos
años con poetas, que también lo han nutrido como poeta.

“La cultura estadounidense, se puede decir, es una cultura más
fría, más reprimida, sin embargo, ha influido en la poesía
sandinista”, expresó el estudioso.

Agregó que en Estados Unidos también leen a William Shakespeare,
a Pablo Neruda o a Octavio

You must be logged in to post a comment Login