.En puerta, la invisibilidad descrita por el escritor H. G. Wells.

México, 12 Ago (Notimex).- Científicos estadounidenses crearon
materiales que podrían llevar a fabricar una capa que podría volver
invisible a una persona, como lo describe una obra del escritor
británico H. G. Wells, muerto el 13 de agosto de 1946.

Según se dio a conocer este 12 de agosto, dos equipos que
trabajan por separado y bajo la dirección de Xiang Zhang, del Centro
de Ingeniería y Ciencia a Nanoescala de la Universidad de California
en Berkeley, con financiamiento del Pentágono, crearon un par de
materiales que pueden reflejar la luz en la dirección equivocada, lo
que llevaría a la invisibilidad.

Los descubrimientos, publicados en las prestigiosas revistas
“Science” y “Nature”, tienen aplicación inmediata en la construcción
de lentillas especiales para microscopios, que permitan ver hasta un
virus o las moléculas del ADN, pero lo más estimulante es la
posibilidad descrita en “El hombre invisible”.

Herbert George Wells, más conocido como H. G. Wells, nació el 21
de septiembre de 1866 en Bromley, Kent, Inglaterra. Fue un escritor
inglés y filósofo, famoso por sus novelas de ciencia ficción, de la
que es considerado, junto a Julio Verne, uno de sus precursores.

Se desempeñó en varios oficios hasta 1884, como aprendiz
contable y periodista, antes de obtener una beca para estudiar
Ciencias Naturales en el Royal College of Science de Londres. Después
enseñó en el University Correspondence College de Cambridge.

Su relación con Rebecca West, que duró 10 años, dio por fruto un
hijo, llamado Anthony West, nacido en 1914.

Al contraer tuberculosis abandonó todo para dedicarse a
escribir, llegando a completar más de 100 obras. Se le considera uno
de los precursores de la ciencia-ficción y sus primeras obras
tuvieron ya por tema la fantasía científica, descripciones proféticas
de los triunfos de la tecnología y comentarios sobre los horrores de
las guerras del siglo XX.

Tal es el caso de “La máquina del tiempo” (1895), su primera
novela, de éxito inmediato, en la que se entrelazaban la ciencia, la
aventura y la política; “El hombre invisible” (1897); “La guerra de
los mundos” (1898), y “El primer hombre en la Luna” (1901). Muchas de
ellas dieron origen a varias películas.

Asimismo, se interesó por la realidad sociológica del momento,
especialmente por la de las clases medias, defendiendo los derechos
de los marginados y luchando contra la hipocresía imperante.

Sigue

En puerta, la. dos. imperante

Lo anterior lo dibujó con cariño, compasión y sentido del humor
en novelas como “Love and Mr. Lewisham” (1900), “Kipps, the Story of
a Simple Soul” (1905) y “Mr. Polly” (1910), novela de extenso retrato
en las que describe con fina ironía el fracaso de las aspiraciones
sociales de sus protagonistas.

La gran mayoría de sus restantes libros pueden clasificarse como
novelas sociales, entre ellas “Ann Veronica” (1909), en la que
defiende los derechos de las mujeres; “Tono Bungay” (1909), un ataque
al capitalismo irresponsable, y “Mr. Britling va hasta el fondo”
(1916), que describe la reacción del inglés medio ante la guerra.

Después de la Primera Guerra Mundial (1914-18) redactó la
historia de la humanidad en tres partes, “Outline of History” (1920),
en la que colaboró Julian Huxley.

Convencido de la necesidad de un sistema social más justo, se
uniría al Fabian Club, cuyo objetivo era instaurar el socialismo de
forma pacífica, si bien diferencias con ciertos miembros (por ejemplo
Bernard Shaw) acabaron por distanciarlo del grupo.

Creyó firmemente en la utopía según la cual las vastas y
terroríficas fuerzas materiales puestas a disposición del ser humano
podían ser controladas por la razón y utilizadas para el progreso y
la igualdad entre los habitantes del mundo.

Wells estaba convencido de que la especie humana podría ser
mejorada gracias a la ciencia y a la educación, sin embargo, no cayó
en la ingenuidad de muchos de sus contemporáneos y fue uno de los
primeros pensadores que advirt

You must be logged in to post a comment Login