Alerta por aumento de tiendas que financian a neonazis en Alemania

Por Olga Borobio.

Berlín.- Tras el nombre de “Madley”, “Youngland” o “TopFuel” (algo así como “País de la juventud” o “Combustible Top”) se esconde una alarmante realidad: tiendas que son punto de encuentro para los seguidores de la extrema derecha en Alemania.

Los dueños de esos negocios atraen a sus clientes con ropa especial, CD’s y libros que identifican y alientan las actividades de extremistas de derecha, indicaron especialistas y la Oficina Federal de Protección a la Constitución.

Todavía son pocas este tipo de tiendas y en estados germanorientales como Turingia apenas hay diez de ellas, pero su existencia ha puesto en alerta a las autoridades federales.

Expertos alemanes consideran que el próximo año esas tiendas podrían tener un papel importante como financiadores de la campaña electoral de los grupos de extrema derecha.

Según la Oficina Federal de Protección a la Constitución, esos locales pertenecen cada vez más a neonazis conocidos por la policía, fichados por agresión o por visitar conciertos de rock, que son otro punto de reunión para los jóvenes inclinados a esa corriente política.

Sobre todo dirigen sus negocios en ciudades germanorientales como Gera, Erfurt, Weimar, Jena o Ilmenau. En estas localidades viven grupos como los skinheads (cabezas rapadas), quienes se ven protegidos con el anonimato, indicó la dependencia alemana.

El reporte de la Oficina Federal de Protección a la Constitución aseguró que no hay una imagen especial que identifique a esas tiendas que sirven de financiación a los neonazis, aunque algo que no suelen hacer es ofertar sus productos por Internet.

La marca “Thor Steinar” es considerada señal de la escena de la extrema derecha: quien se siente perteneciente a ese grupo, lleva la ropa de la firma producida por la empresa Königs Wusterhausen, de Brandemburgo.

Toda tienda dentro de la escena de los extremistas de derecha que quiere ganar dinero tiene ropa de esa marca en sus estanterías o al menos un catálogo bajo el mostrador.

Las autoridades alemanas creen que parte de los ingresos por la venta de esa ropa se destina a financiar grupos de extrema derecha en Alemania, aunque poco presupuesto se orienta al partido NPD (Partido Nacionalista de Alemania, de filiación neonazi).

“Sobre todo es el grupo Compañerismo Libre quien se beneficia de esos ingresos”, indicó el especialista Holger Kulich, redactor de una web contra la violencia de extremistas de derecha y que también ve un peligro cada vez mayor en la existencia de esos negocios.

No se puede permitir el anonimato que ofrece Internet ni tampoco estar abiertos las 24 horas, pero encuentran la forma de salir adelante porque “no se trata de un negocio material, sino político”, afirmó Stefan Heerdegen, de la asesoría móvil de Turingia (MOBIT). Sobre todo desempeñan una función previa a la labor de los extremistas.

Pese a que se conoce su existencia, las protestas contra estos negocios han disminuido y sólo raras veces se manifiestan ante sus escaparates pequeños grupos de ciudadanos.

“Las ciudades más pequeñas conviven con el extremismo de derecha. La gente está demasiado cerca y no ve el problema”, lamentó el experto.

Heerdegen, junto a otros expertos, consideraron que si la sociedad no presta atención a esas tiendas, los extremistas podrían tenerlo fácil para extender sus actividades y atraer cada vez a más jóvenes.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login