Insuficientes recursos federales contra pandillas en Chicago

Chicago.- Los dos millones de dólares que otorgó el Departamento de Justicia de Estados Unidos a Chicago para el combate a las pandillas son insuficientes, estiman vecindarios hispanos.

Según Nelson Benítez, coordinador de programas estatales de desarrollo comunitario de La Villita, hay escepticismo entre organizaciones comunitarias sobre el beneficio de esos recursos, ante la acción impune de las pandillas.

Por ello, consideró en entrevista, los recursos deberían aprovecharse para promover el liderazgo en las comunidades a través de un esquema de cooperación entre habitantes, políticos, organizaciones, negocios, escuelas, iglesias y policía.

“Se requiere primero formar líderes que ayuden a involucrar a la comunidad en el compromiso de limpiar las calles de pandilleros. De otra manera, esos dólares se gastarán sin resultados”, expresó.

Destacó que las marchas, vigilias y procesiones en contra de la violencia, muy acostumbradas entre la comunidad afroamericana, no resuelven nada.

“Tenemos que hacer consciente a cada comunidad de que es responsable directa de la violencia que viven, porque los pandilleros están dentro de las casas de quienes se quejan de la inseguridad de las calles”, agregó.

Benítez reconoció que formar líderes es un trabajo a largo plazo, pero mientras no exista un esfuerzo conjunto de todos los sectores que integran una comunidad, las pandillas seguirán dominando las calles.

Recomendó algunas acciones prácticas: El concejal de cada distrito y los empresarios deben responsabilizarse con la creación de sitios artísticos y recreativos para los jóvenes, y las iglesias abrir sus puertas a la atención espiritual de los pandilleros.

Las escuelas, agregó, desde el preescolar hasta el high school, deben impartir una clase contra la violencia doméstica, “porque es en su casa donde aprenden los jóvenes a ser violentos”.

Además, otorgar más recursos al programa Cease Fire, que trabaja en las calles con los pandilleros, y las organizaciones comunitarias implementar talleres e invitar casa por casa a la población a participar.

En tanto, para los habitantes de los vecindarios agraviados por las pandillas, los recursos concedidos a Chicago por el gobierno federal no significan mucho, debido a que existe una percepción de que la policía no hace nada.

“Ellos saben exactamente quiénes son los pandilleros, dónde encontrarlos, y hasta en qué sitios se vende la droga y no los tocan”, expresó Araceli García, del vecindario conocido como de Las Empacadoras.

“Ya cuando se balacean en la calle y matan inocentes entonces sí vemos a las patrullas un rato y después vuelven a desaparecer de estas calles”, agregó.

“De qué sirve ese dinero si hay complicidad de los mismos padres de los pandilleros, que cuando los hijos se involucran en problemas los envían a México un tiempo y luego regresan a seguir sus fechorías”, aseguró Elodia Sánchez, del vecindario La Villita.

De acuerdo con datos de la Policía de Chicago, en julio pasado los asesinatos crecieron 18 por ciento en esta ciudad, y el 50 por ciento de ellos los cometieron pandilleros.

El 80 por ciento de los crímenes fue con arma de fuego y en el 90 por ciento de los casos los asesinos tenían un historial criminal.

Las muertes de jóvenes en manos de pandillas se da casi por igual en vecindarios afroamericanos e hispanos, solamente, y en estos últimos destaca la comunidad mexicana de La Villita, donde se registra de uno a dos crímenes a la semana.

Este lunes el Departamento de Justicia anunció la concesión de dos millones de dólares a las ciudades de Chicago, Illinois, y Detroit, Michigan, como parte de la “Iniciativa Integral contra las Pandillas”, vigente desde 2006.

Con la integración de ambas ciudades suman 12 las que reciben este apoyo para reducir el crimen, que contempla la aplicación de recursos en programas de prevención, medidas policiales y reinserción civil de ex pandilleros.

NOTIMEX

You must be logged in to post a comment Login