La música es otra manera de sentir el mundo y a los seres humanos. Lo anterior afirmación la hizo el escritor Sandro Cohen.

México, 13 Ago (Notimex).- El escritor Sandro Cohen, autor de
libros como “Lejos del paraíso” y “A pesar del imperio”, aseguró hoy
aquí que la música es el otro lado de la Luna y es otra manera de
sentir el mundo y a los seres humanos.

Durante una charla que ofreció en el Centro de Lectura Condesa,
el ensayista Cohen, nacido en Estados Unidos y naturalizado
mexicano, abundó que en cambio, la literatura parte de ideas y de
situaciones que se describen con palabras y las palabras tienen
sentidos específicos.

“Nosotros tratamos de jugar con esos sentidos, pero una nota
musical no tiene sentido ideológico, como sí lo tiene una palabra o
una frase hecha con palabras y la música es una arte que parte de las
emociones y llega a las emociones”, mencionó el también ensayista y
poeta.

Dijo que “la música tiene su aspecto intelectual, tiene que ver
con su forma y esto también se aplica a la literatura, pero la manera
de expresar las ideas musicales no tiene nada que ver con las ideas
como las entendemos en la literatura”.

“Hay una arsenal relativamente reducido de sonidos que están a
nuestra disposición, es decir notas en el piano que son 88, claro
podrían ser más, pero las notas que están más abajo y las que están
más arriba de teclados tradicionales o modernos, no llegamos a
apreciar”, dijo el autor de “Los cuerpos de la furia” y “Línea de
fuego”.

Explicó que son 88 notas en el piano y los demás instrumentos
tiene menos, pero no sólo eso, pues en el fondo son 12 notas que se
repiten, pero con ésas se pueden hacer cosas infinitas, absolutamente
inacabable, igual que la literatura que tiene miles, pero miles de
docenas de palabras a nuestra disposición.

Para Cohen, la música de concierto para piano es la que más le
apasiona, así como de conciertos de piano y orquesta, aunque también
empezó a escuchar jazz y algo contemporáneo.

“Realmente llegué tarde para la ópera, pues a mi mamá nunca le
ha gustado, pero ahora que asisto a los conciertos también es una de
mis favoritas, y claro no hacer caso omiso de la música popular, como
un bolero o un rock”, adujo.

En cambio, las obras de Johann Sebastian Bach, abundó el
ensayista, que son infinitas y “uno puede escuchar sus composiciones
todos los días y es estar escuchando algo nuevo, lo que no funciona
así, con lo popular que se repite una y otra vez”.

Respecto a sus próximos proyectos, dijo que tiene un libro de
cuentos eróticos en puerta y está terminando varios ensayos, y
trabaja en un libro de poesía que tentativamente tiene un título
musical, “Círculos de quintas”.

© 2006-2008 Notimex, Agencia de Noticias del Estado Mexicano

You must be logged in to post a comment Login